Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ex presos cubanos piden a Castro que libere a los disidentes que se niegan a ser deportados

"El Gobierno cubano ha liberadoa los que hemos optado por el exilio", resaltó el periodista Ricardo González Alfonso en una rueda de prensa en Madrid este mediodía. "Para excarcelar a los que quieran quedarse es mucho más fácil", añadió, subrayando que "sólo hay que abrir las puertas de las prisiones".
"Si la voluntad es excarcelar a todos, ¿a qué esperan?", se preguntó, dudando de si la intención del régimen de Raúl Castro es que estos presos -que estarían cerca de los diez según las últimas informaciones- sean "rehenes" y utilizarlos como "tarjetas de cambio" en un futuro.

González Alfonso pidió al Gobierno que libere a todos "de una vez" y no en el plazo de tres o cuatro meses al que se habría comprometido en su diálogo con el cardenal de La Habana, Jaime Ortega. Según él, aquellos presos que no quieran partir al "exilio" deberían poder quedarse en Cuba.

Por otra parte, Ricardo González dijo que no quieren "perjudicar" las conversaciones en curso entre el Gobierno y la Iglesia por "compromiso" con el resto de los 41 presos de la Primavera Negra que siguen en prisión, por lo que por el momento no han tomado ninguna decisión ni se ha hecho ninguna gestión concreta para comparecer ante el Parlamento Europeo para explicar la situación de la isla, pese a que ayer algunos de ellos habían expresado su intención de actuar en este sentido.
No se sienten libres en España
Seis de los disidentes excarcelados han asegurado que nunca pedirán autorización para volver a su país, al tiempo que han exigido la puesta en libertad de los presos que no quieren salir de Cuba para probar la voluntad de cambio del Gobierno de La Habana.
"Si tenemos que pedir un permiso para regresar a la patria, es que no somos libres, no somos inmigrantes, sino que somos refugiados", ha dicho Julio César Gálvez, quien ha añadido que aún no se sabe el estatus que van a tener en España.
Gálvez ha convenido con sus compañeros, Omar Rodríguez, Normando Hernández, Ricardo González, José Luis García Paneque y Léster González, en que el compromiso del régimen castrista de liberar a 52 presos no es suficiente para cambiar la política de la UE hacia la isla, como defiende el Gobierno español.
"El fin del camino es que regresemos a Cuba sin riesgo a ser encarcelados, y la democracia. Si no, no habremos ganado nada", ha subrayado Ricardo González.
Llegada de otros dos disidentes
Otros dos disidentes excarcelados por el Gobierno cubano llegan este jueves a Madrid a bordo de un vuelo de Iberia acompañados por sus familiares. En total, suman 23 personas los acompañantes de disidentes que dejan atrás esta noche La Habana.
Con ellos ascienden a 11 los presos políticos liberados por el régimen castrista que han llegado a España desde que el Ejecutivo cubano anunció el 7 de julio pasado su disposición de sacar de las cárceles a 52 disidentes del Grupo de los 75 intelectuales, periodistas y opositores detenidos en la ola de represión de la primavera de 2003 y que aún permanecían entre rejas.
Los disidentes excarcelados que pisan este jueves territorio español son Luis Milán Fernández y Mijail Bárzaga Lugo. El primero es médico de profesión y miembro del Colegio Médico Independiente en Santiago de Cuba. Mijail Bárzaga Lugo es periodista independiente y hermano del conocido activista pro derechos humanos Belkis Bárzaga Lugo.
A todos ellos, tres ONG (Cruz Roja, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado y ACCEM) les acogen en función de unos programas financiados por el Ministerio del Trabajo. Primero les alojan por unos días en el hotel Welcome de Vallecas, como se ha hecho con sus compañeros llegados esta semana, y después se les traslada a centros de acogida que estas organizaciones tienen repartidos por la geografía española.