Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis en el sector inmobiliario español se hace patente

Los visados solicitados para construir nuevas viviendas han caído un 60,9 por ciento en los nueve primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2008, hasta situarse en 84.174, según la estadística del Ministerio de Fomento.
El pasado mes de septiembre las peticiones de visados para empezar a edificar nuevos pisos crecieron un 56 por ciento sobre el mes precedente y sumaron 7.758 unidades. Con todo, esta cifra supone menos de la mitad respecto a los 16.169 visados de nuevos pisos que se pidieron en septiembre de 2008.
Además, los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España han alcanzado las 84.417 unidades durante los nueve primeros meses de 2009, un 60,9 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior.
Estas cifras vienen a reflejar la severa crisis que está viviendo el sector inmobiliario español. Se debe tener en cuenta que el descenso en el número de autorizaciones para construir ha sido ya patente en 2007. Ese año los visados autorizados alcanzaron las 651.427 unidades, un 24,7 por ciento menos que en 2006.