Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis provoca que el Estado incurra en marzo en un déficit

La principal preocupación del Gobierno son los paradosCuatro
La crisis económica ha hecho que el Estado incurriera ya en marzo en déficit, que en términos de contabilidad nacional fue de 7.586 millones de euros, el 0,69 por ciento del PIB, lo que contrasta con el superávit de 3.387 millones conseguido en los tres primeros meses de 2008.
En términos de caja, que computa los ingresos y los pagos cuando se efectúan, y no cuando se comprometen, el Estado tuvo entre enero y marzo un déficit del 11.345 millones de euros, frente al superávit de 1.272 millones conseguido en el mismo periodo de 2008.
Según ha señalado en rueda de prensa el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, el déficit debe analizarse teniendo en cuenta el aumento del gasto que han provocado las diferentes medidas que el Gobierno ha tomado para aumentar la liquidez de las empresas y las familias.
Cae el superávit de la Seguridad Social
La Seguridad Social obtuvo un superávit de 8.249,24 millones de euros en los tres primeros meses de 2009, cifra inferior en un 24,1 por ciento a la del mismo periodo del año anterior, cuando el superávit ascendió a 10.876,6 millones de euros, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración.
Este resultado es consecuencia de unos ingresos que alcanzaron los 31.008 millones de euros, un 2,5 por ciento menos, y de unos pagos que sumaron 22.758,7 millones de euros, un 8,7 por ciento más que en el primer trimestre de 2008.
Trabajo explicó que los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria alcanzarían un importe de 1.028 millones de euros, motivo por el que disminuye el superávit.
En términos de caja
Las operaciones no financieras se concretaron en una recaudación líquida de 29.205,8 millones de euros, con un repunte del 0,3 por ciento respecto al ejercicio anterior, mientras que los pagos se incrementaron un 9 por ciento, hasta 22.598,4 millones de euros.
Del volumen total de ingresos, el 91,12 por ciento correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes a la Seguridad Social, y el 8,88 por ciento restante a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.
Por su parte, el 94,99 por ciento de los pagos fue realizado por las entidades gestoras y el 5,01 por ciento, por las mutuas.
Bajan los ingresos por cotizaciones
Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron en el primer trimestre del año un total de 26.208,8 millones de euros, un 2,4 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior.
La mayor parte de los ingresos por cotizaciones correspondieron al Régimen General, el más numeroso del sistema, con un montante de 18.408,7 millones de euros, un 5,4 por ciento menos.
En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se recaudaron 2.619,9 millones (-3,1 por ciento), mientras que los ingresos por cotizaciones en el Régimen Especial Agrario (REASS) alcanzaron los 230,5 millones de euros, con un descenso del 18,5 por ciento respecto a los tres primeros meses de 2008.
El Régimen Especial de Empleados de Hogar aportó 129,4 millones en cotizaciones, un 8,2 por ciento más, el del Mar recaudó 71,79 millones de euros (-2 por ciento) y el del Carbón ingresó 47,6 millones de euros (+4,3 por ciento). Por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se recaudaron 1.916,1 millones de euros (-10,7 por ciento) y por cuotas de desempleados, 2.784,5 millones de euros (+38,2 por ciento).