Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis sigue hiriendo al sector turístico español

Las pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings y alojamientos de turismo rural) superaron los 4,5 millones el pasado mes de enero, lo que supone un descenso del 6,9 por ciento respecto al mismo mes de 2009, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Los datos del arranque del año en este tipo de alojamientos constatan que la crisis sigue pasando factura a un sector muy necesario para tirar de la economía española.
El descenso de las pernoctaciones en alojamientos extrahoteleros experimentado en enero fue resultado de la intensa disminución registrada por las pernoctaciones de los extranjeros, que se redujeron un 9,2 por ciento, frente al aumento del 3,3 por ciento en las realizadas por los españoles.
La estancia media bajó en el primer mes de 2010 un 7,5 por ciento en tasa interanual, hasta situarse en 7,6 pernoctaciones por viajero.
La caída de enero se debió al descenso de las pernoctaciones efectuadas en apartamentos y en casas rurales, ya que las realizadas en acampamentos turísticos repuntaron respecto al mismo mes de 2009.
Apartamentos
En concreto, las pernoctaciones en apartamentos disminuyeron un 9,6 por ciento en tasa interanual, hasta situarse en 3,4 millones, debido al descenso de las pernoctaciones realizadas por los extranjeros, que se redujeron un 11,4 por ciento, frente al incremento del 4 por ciento en las efectuadas por los españoles.
Cmapings y casas rurales
Los acampamentos turísticos alcanzaron en enero la cifra de 831.039 pernoctaciones, lo que supone un aumento del 3 por ciento con respecto a enero de 2009, mientras que los alojamientos de turismo rural sumaron 298.054 pernoctaciones, con un descenso interanual del 0,5 por ciento.