Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis golpea con fuerza al sector turístico

El impacto de la crisis sobre el consumo turístico y el retraso en las reservas tanto de vacaciones como de viajes de empresa provocará una caída del 5,6 por ciento del PIB generado por el sector en 2009, según estima la alianza para la excelencia turística (Exceltur). El PIB turístico ya cayó un 7 por ciento en los tres primeros meses del año.
La menor llegada de turistas (un 16,3 por ciento menos en el primer trimestre) y el recorte de su gasto medio diario (un 13,3 por ciento hasta enero) repercutirán directamente en el empleo. Se estima un recorte de 110.000 empleos hasta junio, que vendrían a sumarse a los 86.000 destruidos por el turismo hasta hoy.
"Nos encontramos en el momento medular de una crisis que está afectando de lleno al turismo español", ha asegurado el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, quién ha añadido que "la mejor de las hipótesis" es que se produzca un cambio de esta tendencia decreciente a finales del cuatro trimestre del año.
Malas perspectivas

Sin embargo, el estudio de los datos sólo pone de manifiesto la evolución negativa del sector. La Semana Santa,última cita de peso turístico, rebela una caída de los ingresos en el 75,2 por ciento de las empresas turísticas españolas, ello pese a incrementarse la oferta y recortarse los precios.
El análisis de los subsectores muestra una caída en todos ellos a excepción de las estaciones de esquí, por las excepcionales condiciones de nieve de este año. En cuanto a los destinos, en base a las pernoctaciones hoteleras, sólo Santiago de Compostela y Fuerteventura (Canarias) resgitran incrementos.
Desde la Alianza para la Excelencia Turística se reclama al Gobierno la elaboración de un plan integral de apoyo al sector. Consideran fundamental dar un mayor apoyo financiero y de promoción a las empresas turísticas, ventajas fiscales, 'flexiseguridad' en el empleo y abaratamiento de la contratación. Además claman contra la posible retirada de los chiringuitos de las arenas de las playas.