Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con la crisis se dispara el número de personas que pide ayuda para "subsistir"

Los comedores sociales están completoscuatro.com
Las peticiones de ayuda para alimentos y artículos básicos han aumentado en un 89,6 por ciento respecto a 2007. Por su parte, las ayudas para hacer frente a alquileres o hipotecas y no perder la vivienda han aumentado en un 65,2 por ciento. Este es el balance que ha presentado el secretario general de Cáritas, Silverio Agea. Y es que la crisis está dando un golpe duro a los más desfavorecidos.
El perfil de las personas que se acercan a pedir ayuda también ha cambiado. Ahora ha aumentado el número de familias jóvenes con niños pequeños, recién parados que están a punto de perder las prestaciones por desempleo y mujeres solas con cargas familiares. También son muchos los trabajadores autónomos que han tenido que cerrar sus pequeños talleres o comercios, los que recurren a Cáritas.
Ante esta situación, y según este organismo de la Iglesia, los servicios sociales públicos han respondido con "falta de previsión y agilidad" y con una "grave dimisión de responsabilidades", hasta el punto de que el 52 por ciento de las personas que llegan a Cáritas lo hace por indicación de las administraciones, que no pueden hacer frente a la avalancha de peticiones. Así, el secretario general de Cáritas ha criticado que los fondos públicos para ayudas básicas "están en el mismo nivel que en 2007, lo que demuestra una grave falta de previsión y ajuste ante la crisis".
Cáritas ha hecho un llamamiento en favor de un pacto de Estado para facilitar un crédito a los Ayuntamientos que les permita asistir a las personas necesitadas antes de que caigan en la "más absoluta pobreza y exclusión".