Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis cosas que no hay que hacer cuando se tiene dolor de barriga

Seis cosas que no hay que hacer cuando se tiene dolor de barrigaEFE

Sufrir estreñimiento es cada vez algo más habitual, tanto que según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) esta dolencia afecta a entre un 12 por ciento y un 20 por ciento de los adultos. El problema viene cuando queremos solucionar los dolores sin acudir al médico y con prácticas que pueden llegar a empeorar el estado de salud.

Un estudio publicado en ‘The Journal of the American Medical Association’ ha dado a conocer que sólo una pequeña parte de los afectados por dolencias estomacales buscan ayuda médica, tal y como indica Noticias 24.
El gastroenterólogo Lee Ann Chen ha asegurado sobre este problema que “el estreñimiento muy severo no sólo es muy incómodo, sino que también puede conducir al bloqueo del colon, lo que puede requerir un tratamiento más invasivo que los laxantes”. Para no empeorar la situación, hay que conocer determinadas acciones que no se deben realizar cuando se sufre dolor de barriga.
Beber alcohol o cafeína
La ingesta de alcohol inhibe la hormona antidiurética, lo que produce deshidratación a causa de la diuresis y provoca que empeoren aún más los síntomas del estreñimiento. Respecto a la cafeína, puede llegar a provocar en algunas personas diarrea y todo lo contrario, estreñimiento. En lugar de estas bebidas, los expertos recomiendan beber agua y zumo de ciruela.
Consumir lácteos
Los productos lácteos pueden provocar sensación de hinchazón a las personas que los consumen, por lo que si sufres de estreñimiento o dolor de barriga es una buena opción evitarlos.
Tomar sal
Los productos alimenticios con mucha sal, como pueden ser los procesados, también producen sensación de hinchazón. Por tanto, si se consume ese tipo de alimentos es probable que se retengan líquidos y que el estómago se resienta y llene de gases.
Masticar chicles y beber refrescos
Los chicles y los refrescos pueden causar serios problemas en el estómago. El gas que tienen este tipo de bebidas hace que se cree hinchazón, maleta y dolores de estómago; algo que es fácilmente evitable si no se toma. Por su parte, masticar chicle antes de comer aumenta la secreción de saliva ayudando a reducir los niveles de acidez, por lo que hacerlo en exceso puede provocar que se trague más aire de lo normal.
No dejar de hacer algo de ejercicio
El ejercicio siempre es una actividad más que recomendable para mantener un buen estado de salud. Tanto es así, que cuando tenemos dolores de estómago, una buena manera de evitarlo es moverse para que el sistema digestivo realice el trabajo adecuado. Este ejercicio aumenta el flujo de sangre hacia los órganos vitales del cuerpo, incluido el tracto digestivo.
Abusar de los laxantes
Los laxantes son una buena opción si se sufre de estreñimiento, ya que ayuda a que el dolor de barriga desaparezca. El problema viene cuando se abusa en exceso de ello, lo que provoca que el cuerpo se acostumbre a su ingesta y lo necesite para surtir efecto. A largo plazo, los laxantes pueden hacer que el colon pierda autonomía, y necesite de sus efectos para poder funcionar de manera correcta. Lo recomendable es seguir las instrucciones del medicamento y no usarlos durante más de una semana seguida.