Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vive un año con un palillo 'clavado' en el corazón

Un palillo se quedó durante un año atrapado en el corazón de un hombreNoticias Cuatro

Horacio Rodriguez, un hombre argentino de 42 años, llevaba un año con dolores de corazón. Tras meses de incertidumbre, sin saber cual era la causa exacta del dolor, se ha descubierto que lo que estaba provocando problemas de salud en el cuerpo de Horacio era un palillo de dientes que éste debió tragar sin darse cuenta un año atrás, y que se había quedado atrapado intacto en su corazón. 

Tras meses de dolores de corazón, por fín los cirujanos han conseguido dar con el causante de los mismos: un palillo que se había quedado atrapado intacto en el corazón de Horacio Rodríguez, de 42 años, de nacionalidad argentina. 
Éste no recuerda haberse tragado ningún palillo, pero reconoce que a finales del año pasado estuvo comiendo muchos aperitivos
Los médicos, aturdidos, solo descubrieron el palillo en una operación de siete horas de corazón que se estaba realizando a Horacio debido a sus agudos dolores. En enero había acudido al hospital con fiebre alta y dolores de corazón y había sido erróneamente diagnosticado deneumonía
En una segunda visita al hospital tras perder mucho peso, toser sangre y seguir sufriendo dolores de pecho, los médicos volvieron a dar a Horacio un diagnóstico erróneo: Una infección en el corazón, para la que le recetaron antibióticos. 
Sin embargo, antes de la operación, los cirujanos ya empezaron a sospechar que tenía que haber algo en el corazón de Horacio que no debería estar ahí. Inicialmente creían que podía un catéter insertado en Horacio cuando tuvo una transfusión de sangre siendo adolescente
Cuando descubrieron el palillo, los cirujanos no daban crédito. El cardiólogo del Hospital de Buenos Aires, Fernando Cichero dijo: "Fue increíble cuando lo descubrimos; nadie lo podía creer al principio. He hablado con colegas de Argentina y de otros países y nadie ha visto u oído algo parecido. Es un caso único".
Cuando se informó a Horacio sobre el palillo que había estado incrustado en su corazón durante estos meses, éste se echó a reír, aliviado, y reconoció haber estado comiendo muchos aperitivos en los últimos días del año pasado, y que debió de haberse tragado el palillo de dientes en algún tipo de celebración. También dijo que estaba seguro de que no volverá a pasarle algo así nunca.
El alivio es aún mayor, pues aunque se ha recomendado a Horacio reposo, este curioso hecho no va a tener efectos secundarios en el organismo de Horacio, el cual se tiró medio año yendo y viniendo al hospital, angustiado por sus dolores, e incapaz de encontrar una respuesta. 
Fue sólo después de varias ecografías, cuando se descubrió algo extraño en el corazón de Horacio, que inicialmente se creyó fuese un catéter. Los dolores agudos llegaron en los dos últimos meses, cuando se procedió a operarle. 
La próxima semana Horacio ya podrá volver a su casa, donde deberá estar unos dos meses de reposo, y, obviamente, evitar todo lo que implique palillos de dientes. "La próxima vez que coma salami o queso me aseguraré de que tienen banderitas para poderlas ver claramente", ha dicho Horacio. 
Los expertos creen que el palillo de dientes podría haber entrado en su corazón a través del esófago o de la vena cava superior a través de la aurícula derecha.
Los palillos de dientes son uno de los objetos más comunes de ingestión accidental y puede causar complicaciones y problemas graves de salud - a pesar de que es ináudito que logren alcanzar el corazón y quedarse atascados allí durante tanto tiempo sin causar la muerte.