Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una conversación entre dos colaboradores de la banda captada por el CNI permitió la operación contra ETA en Bayona

Detenido en el sur de Francia el nuevo jefe militar de ETA junto con otros tres presuntos terroristascuatro.com
El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) captó una conversción entre dos colaboradores de la banda terrorista en la que hablaban sobre la posibilidad de "prestarse las llaves del piso de Bayona". Dicha intercepción permitió, días despues, desarrollar la operación contra el 'número uno' de ETA Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, junto a su lugarteniente, Arkaitz Aguirregabiria, y otras tres personas.
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado que la detención en Bayona (sur de Francia) del considerado 'número uno' de ETA, Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias 'Ata' es más importante que la del que fuera el último gran jefe terrorista, Garikoitz Azpiazu, alias 'Txeroki'.
"Dada la situación en la que se encuentra ETA, esta detención es más importante que la de 'Txeroki'", ha asegurado el ministro en rueda de prensa para posteriormente matizar que "desde el punto de vista operativo es una 'caída' de una enorme importancia, pero ETA es mucho más". Si bien el ministro ha eludido referirse explícitamente al actual debate interno en seno de la izquierda abertzale y si estas detenciones pueden influir en la discusión sobre el uso de la violencia.
En cuanto al perfil de los detenidos, el ministro se ha detenido en cada uno de ellos para destacar que Carrera Sarobe era actualmente el máximo responsable de la banda terrorista y ha llegado a describirle como "especialmente peligroso". "Creemos que se trata del máximo dirigente de ETA en la actualidad, una persona muy buscada, era el objetivo número uno de la Policía y la Guardia Civil en España", ha llegado a admitir el ministro, quien ha añadido que más allá de su historial en la banda, 'Ata' está relacionado con algunas de las últimas acciones de ETA más relevantes.
Según ha dicho, fue este terrorista quien ideó y ejecutó el envió a Portugal de la furgoneta cargada de material para fabricar explosivos que fue intervenida en Bermillo de Sayago (Zamora) en enero, así como el atentado en el cuartel de la Guardia Civil en Burgos o el asesinato en Palma de Mallorca de los agentes del Instituto Armado, Carlos Sáenz y Diego Salva.
Detenido también "el que le iba a suceder"
Además, Rubalcaba se ha mostrado especialmente satisfecho por la operación ya que, según ha dicho, se ha detenido al máximo responsable de la banda, pero también "al que estaba llamado a sustituirle", en referencia a Arkaitz Aguirregabiria del Barrio, a quien ha situado como principal "lugarteniente" de 'Ata'. Este segundo detenido se encargaba también del adiestramiento en la banda por lo que era una de las personas más destacadas dentro del 'aparato militar'.
Sin embargo, el ministro ha asegurado que la detención de este terrorista les produce especial alegría ya que es el único miembro de ETA identificado como autor del asesinato del policía francés Jean Serge Nerín el pasado marzo, razón por lo que, según ha explicado, era el terrorista más buscado en Francia.
Sobre la tercera detenida, Maite Aranalde, Rubalcaba se ha limitado a recordar que cuando esta etarra se fugó aprovechando su situación de libertad provisional el pasado agosto, ya aseguró que sería detenida. "Yo dije que la detendríamos y así ha sido. Teníamos la seguridad de que volvería a la cárcel y no han pasado muchos meses", ha reiterado.
Los otros dos detenidos son Benoit Aramendi, uno de los llamados 'legales' (no fichados) de la banda y su pareja, Laettitia Chevalier.
Tareas de vigilancia
El ministro ha comparecido este jueves en rueda de prensa para ofrecer los detalles de la operación en Francia en la que han practicado hasta cinco detenciones. Según ha dicho, el operativo se debe a las tareas de vigilancias que las autoridades francesas establecen (en colaboración con la Policía y la Guardia Civil) a los miembros de la banda y sus colaboradores.
En este caso la pista partido de los seguimientos establecidos al cuarto detenido Aramendi, "un viejo conocido de las Fuerzas de Seguridad". "Dentro de esa vigilancia, a comienzos de esta semana se detectaron movimientos raros, metió en su coche a personas que se pensaba que eran de ETA y efectivamente les metió en el piso y de ahí las detenciones", ha explicado Rubalcaba.
En el piso que ocupaban en Bayona, los terroristas guardaban tres pistolas y material informático que tendrá que ser analizado. "Estaban reunidos, trabajando, eso demuestra que ETA sigue en lo que sigue y está en lo que está", ha insistido el ministro, quien ha apostillado que se encontraban "reunidos" y "no precisamente para rezar el rosario".
El ministro ha terminado felicitándose porque en dos años han sido detenidos siete grandes dirigentes de ETA: José Javier López Peña, alias 'Thierry'; Garikoitz Azpiazu, alias 'Txeroki'; Aitzol Iriondo, Jurden Martitegi, Aitor Elizarán, Ibon Gogeaskoetxea y ahora Carrera Sarobe. Por ello ha felicitado a las autoridades francesas, a la Guardia Civil y al CNI por el desarrollo de la operación.
Sexto golpe a la cabeza de ETA en dos años
La detención de Kabikoitz, alias 'Ata', esta madrugada en Francia supone la sexta vez en que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado descabezan la cúpula de la banda en menos de dos años.
Miguel Garikoitz Carrera Sarobe, "Ata", está considerado por los expertos en la lucha antiterrorista uno de los duros de la organización y tenía una estrecha relación con Garikoitz Aspiazu "Txeroki" hasta su detención en noviembre de 2008.
Nacido en Pamplona el 30 de mayo de 1972, huyó sin motivo aparente en 2003 y, hasta entonces, las fuerzas de seguridad le relacionan con el asesinato del dirigente aragonés del PP Manuel Giménez Abad (mayo de 2001), el del guardia civil Juan Carlos Beiro (septiembre 2002) y la muerte de dos policías en Sangüesa (Navarra) en mayo de 2003.