Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los controladores piden a Blanco que les reciba para comunicarle directamente la situación

A las 10.00 horas, el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Camilo Cela, y el secretario de Comunicación, César Cabo, han entregado una carta en el Registro del Ministerio de Fomento solicitando formalmente una reunión con el ministro.
En la carta, Cela señala que no esconde la "tremenda preocupación" del sindicato por la actitud de AENA, que interpreta como "dilatoria". Es esta actitud, según el documento, sumada a otras cuestiones, la que ha llevado al sindicato a anunciar la posibilidad de una huelga "como último mecanismo para reclamar una situación que normalice la relación laboral de este colectivo".
Por ello, el sindicato solicita una reunión con el ministro "en el plazo más breve posible" con el fin de explicarle directamente su situación. "Siempre hemos tratado de acercarnos a usted para explicarle de forma directa nuestra situación actual y lo que buscamos del futuro", señala USCA en la misiva.
En un encuentro con la prensa en las puertas de Fomento, Cabo ha indicado que "las negociaciones con AENA van más lento de lo que esperábamos" y ha destacado que por ello "queremos que el ministro nos reciba, aunque sea tan sólo unos minutos".
Los controladores quieren pactar
Cabo ha dicho que los controladores quieren pactar, y de hecho ya "hemos aceptado realizar las negociaciones en el marco de la nueva ley" aprobada el 14 de abril, porque "somos los primeros interesados en que se encuentre una solución y se calme la situación".
Desde el sindicato se considera que hay que hablar de dos "cosas diferentes", ya que por una parte están las condiciones laborales, que son las que están expuestas en la mesa negociadora, y por otra la intervención del Gobierno, que puede ayudar a encontrar una solución final al conflicto.
Por ello, Cabo ha reiterado la necesidad de hablar con Blanco, y ha mostrado la disposición de los representantes de los controladores a desplazarse "donde esté el ministro para que no tenga que desajustar su agenda".
La negociación avanza despacio
Respecto a la marcha de las negociaciones, el presidente de USCA ha indicado que AENA "no ha cedido mucho en lo que hemos negociado hasta ahora", y aunque hay adelantos en los acuerdos de algunos de los 12 puntos presentados en la plataforma reivindicativa de los controladores, "aún tenemos que concretar los más importantes".
Entre estas reivindicaciones destacan las que hablan de la regulación de los denominados "servicios exprés", de la jornada laboral y los descansos, ya que, según Cela, "no es normal que por ejemplo yo haya trabajado el último mes 29 días de los 31".
No obstante, Cela ha añadido que están dispuestos a pasar todo el fin de semana negociando, "si es necesario", para llegar a una solución y a un acuerdo con AENA en la negociación del nuevo convenio, aunque ha indicado que "hay que saber si AENA tiene esa voluntad".
Tras la entrega de la carta en el Registro de Fomento, los dos representantes de los controladores se trasladaron a la sede de SENASA en Madrid para continuar las negociaciones.