Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 'sí' a la construcción del gasoducto europeo Nabucco

Los representantes de Turquía, Austria, Hungría, Rumanía y Bulgaria han firmado este lunes en Ankara el acuerdo intergubernamental que dará vida al gasoducto Nabucco, considerado vital para la seguridad energética de la Unión Europea.
Un acuerdo que prevé que las obras comiencen en 2010 y concluyan en 2014, permitiendo transportar hasta 31.000 millones de metros cúbicos anuales desde la región del mar Caspio hasta Europa.
El gasoducto recorrerá 3.300 kilómetros desde la ciudad turca de Erzurum, ciudad en la que conectará con otras tuberías procedentes de los países proveedores, hasta Austria. Su construcción está valorada en 8.000 millones de euros.

Beneficio para Europa
Este gaseoducto permitirá la exportación de gas procedente de la región del Caspio y de Oriente Próximo sin depender de Rusia. Además el Ejecutivo comunitario prevé que permita abastecer en el 5 y el 10 por ciento del consumo de gas de la UE.
Por eso, este acuerdo beneficiará especialmente a los Estados miembros que dependen el cien por cien del suministro exterior. Además también favorecerá a la seguridad energética porque la tubería permite el tránsito en la otra dirección. Por eso, el presidente del Ejecutivo comunitario, Durao Barroso, ha celebrado esta forma por tratarse de un proyecto crucial para la seguridad energética de Europa.