Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La conferencia de Kabul concluye que Afganistán debe controlar el país a finales de 2014

El presidente afgano y candidato a la reelección, Hamid Karzai, en KabulReuters
Asimismo, según consta en la declaración final de la conferencia, los participantes apoyan la reintegración de los talibán que renuncien a la violencia y destacan la "centralidad de los derechos de las mujeres" en todos los ámbitos, al tiempo que el Gobierno se compromete a reformar sus leyes para combatir la corrupción.
"Las Fuerzas Nacionales de Seguridad Afganas (ANSF) deben liderar y llevar a cabo operaciones militares en todas las provincias a finales de 2014", en consonancia con los objetivos del presidente del país, Hamid Karzai, según se lee en una copia del comunicado a la que ha se ha tenido acceso.
En este sentido, prosigue el texto, el Gobierno afgano y las fuerzas de la OTAN deben examinar las condiciones necesarias que permitan el inicio del proceso de transición a finales de 2010.
Ayuda al desarrollo y corrupción
El comunicado también apoya el llamamiento hecho por Karzai a la comunidad internacional para que al menos el 50 por ciento de la ayuda al desarrollo sea canalizada a través del Gobierno afgano "en el plazo de dos años". Asimismo, los donantes expresan su deseo de trabajar en los dos próximos años para que el 80 por ciento de las ayudas se dirijan a los proyectos prioritarios del Gobierno afgano.
En el comunicado, el Gobierno afgano se compromete a establecer, en el plazo de seis meses, una comisión encargada de revisar las leyes del país a fin de ajustarlas a las convenciones de Naciones Unidas contra la corrupción. Asimismo, el Gobierno acepta trabajar durante los próximos doce meses para que las prácticas judiciales tradicionales de las tribus se adapten al sistema nacional de Justicia.
Por otra parte, todas las partes firmantes de la declaración reconocen la "creciente importancia" de que las elecciones parlamentarias del próximo otoño sean transparentes, incluyentes y fiables.
Derechos de las mujeres
La declaración destaca también la "centralidad de los derechos de las mujeres" en todos los ámbitos y el Gobiernose compromete, en un plazo de seis meses, adesarrollar una estrategia legal para eliminar la violencia de género y ayudar a las víctimas.
En cuanto al desarrollo económico y social, el Gobierno acepta poner en marcha programas detallados para ampliar el transporte regional y las redes energéticas, al tiempo que los participantes en la conferencia abogan por el impulso, mediante inversiones, y la expansión de las comunicaciones ferroviarias y por carretera con los países vecinos.
El Ejecutivo de Kabul se compromete a incrementar el Producto Interior Bruto de forma sostenible en un 0,7 por ciento para marzo de 2011 y a favorecer, en poco tiempo, la estabilidad fiscal a largo plazo.
La reintegración de los taliban
Los participantes apoyan, en principio, los esfuerzos del Gobierno para reintegrar a los combatientes talibán que renuncien a sus relaciones con Al Qaeda, pongan fin a la violencia y respeten la Constitución.
En esta misma línea, el Gobierno afgano se compromete a colaborar con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y con la comunidad internacional a retirar a determinados milicianos de la lista negra de la ONU mediante un "proceso basado en evidencias y transparente". La declaración destaca también la importancia de facilitar el retorno voluntario, seguro y gradural de los refugiados afganos con el apoyo de la comunidad internacional.