Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 5.000 conductores dan positivo durante la campaña de la DGT

Un agente de policía realizando un control de alcoholemia en SidneyReuters
La última campaña de la Dirección General de Tráfico ha evidenciado la inconsciencia de los conductores al volante. A pesar de rebajarse el número de conductores que consumen alcohol respecto a los últimos años, un total de 5.149 personas han dado positivo en los controles que la Guardia Civil ha llevado a cabo durante la campaña de vigilancia, control y concienciación de consumo de alcohol entre los pasados 6 y 19 de julio.
De todas las personas que conducían bajo los efectos del alcohol, 4.674 fueron detectadas en controles preventivos, 236 al cometer alguna infracción, 204 por sufrir un accidente y 35 por evidenciar síntomas de embriaguez.
Entre todos los conductores que han sido descubiertos por beber alcohol al volante durante la campaña de la DGT, 702 han sido puestos a disposición judicial ya que superaban la tasa de 0,6 mlgr/l de alcohol en aire respirado. España se convierte así en el país europeo con la tasa de alcohol más alta de Europa. Países como Francia, Italia o Irlanda sitúan el límite en el 0,40.
Casi 20.000 detenidos en un año
La Reforma Penal en materia de Seguridad Vial ha provocado la detención de 19.393 conductores en los últimos doce meses que conducían bajo los efectos del alcohol o las drogas.
Así, el porcentaje de internos relacionados con este tipo de delitos ha aumentado un 61,3 por ciento en 2008 en comparación con el ejercicio anterior. Por este motivo, también se ha producido un incremento en los Trabajos en Beneficio de la Comunidad (TBC,s), pena alternativa a prisión, ya que el 75 por ciento de las sentencias de TBCs están relacionadas con delitos contra la Seguridad Vial.
Pero esta imprudencia no se queda en una simple sanción o en una temporada en prisión. Según la DGT, el alcohol está relacionado con un tercio de los accidentes mortales. El 31 por ciento de los conductores fallecidos el año pasado superaba los 0,3 g/l.