Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La forma más sorprendente de hacer la comunión

Lo hace en un auto alegando que la niña esta bautizada, que iba a religión, que los padres, que están separados, se casaron por la Iglesia, que la madre, que es la que no quiere que su hija haga la comunión, también es católica. También concluye que hacer la comunión  no le hará daño y que es el padre el que corre con los gastos. La vida se hace tomando decisiones. Pero a los 8 años algunas sobrepasan.  Así se ve cuando la niña se confiesa a su psicóloga que refiere que "Tiene un conflicto de lealtades (..) la niña comenta que por favor no le hicieran a ella decidir sobre el tema (...) miente mucho, mucho, pero lo hace para sobrevivir, que a cada padre le dice lo que quiere oír". Antes de ir al juzgado los padres intentaron la mediación en tres ocasiones pero no funcionó. La decisión judicial llega con retraso y al  final la niña no ha hecho la comunión con sus compañeros y deberá esperar al próximo año para hacerla. Su madre ha preferido no hacer declaraciones.