Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La comunidad internacional presiona a Corea del Norte pero continúan con ensayos

Corea del Norte ha cumplido con sus amenazas y ha efectuado este lunes "satisfactoriamente" una prueba nuclear, según ha confirmado la agencia estatal norcoreana KCNA.
Los dirigentes norcoreanos habían amenazado recientemente con llevar a cabo una nueva prueba nuclear, la primera fue en octubre de 2006, en respuesta al endurecimiento de las sanciones impuestas por Naciones Unidas a Pyongyang por el lanzamiento de un misil balístico a principios de abril.
Una prueba más potente
Posteriormente, Pyongyang ha confirmado la realización de una segunda prueba nuclear subterránea "con éxito" y con "un nivel superior en términos de poder explosivo y tecnología" al test realizado en 2006.
Las agencias sísmicas de Corea del Sur y EEUU detectaron un temblor de entre 4,5 y 4,7 grados de magnitud en la escala Richter pocos minutos antes de las 10 de la mañana (01.00 GMT), frente a los 3,6 grados que registró el instituto sismológico surcoreano en la primera prueba nuclear de Corea del Norte en 2006.
No obstante, Corea del Norte ha afirmado que la prueba ha sido "segura", lo que apunta a que no se ha detectado ninguna filtración al exterior de material radiactivo, algo que también aseguró tras la explosión controlada del 2006.
También un misil de corto alcance
Pero la polémica no ha quedado sólo en esta prueba sino que fuentes diplomáticas surcoreanas han informado a la agencia estatal Yonhap que Corea del Norte también ha disparado misiles balísticos de corto alcance horas después del ensayo nuclear.
El misil, cuyo alcance estimado es de 130 kilómetros, fue lanzado desde el mismo lugar de la costa este norcoreana, donde se realizó el ensayo de un misil de largo alcance el pasado 5 de abril.
No obstante, según la agencia surcoreana Yonhap, Corea del Norte ha lanzado otros dos nuevos misiles de corto alcance en un intento de disuadir a aviones espías estadounidenses.
Fuentes gubernamentales surcoreanas han indicado que ambos proyectiles fueron lanzados desde la costa de Wonsan, cercana a la zona donde se ha llevado a cabo la prueba nuclear subterránea.
Reunión de urgencia de la ONU
La comunidad internacional está en alerta y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebrará una reunión de urgencia este lunes para tratar sobre el ensayo nuclear realizado por Corea del Norte, según ha informado el embajador de Rusia ante la ONU, Vitali Churkyn.
Además, Corea del Sur y Japón han pedido ya al Consejo de Seguridad de la ONU que imponga sanciones contra Corea del Norte, y China se ha mostrado "decididamente en contra" del ensayo nuclear efectuado esta noche por Corea del Norte.
Mientras, el presidente de EEUU, Barack Obama, advierte de que el último ensayo nuclear norcoreano es "motivo de gran preocupación para todas las naciones" y que las "actividades amenazantes" de Pyongyang justifican una respuesta de la comunidad internacional.
Por su parte, fuentes del Ministerio ruso de Defensa informaron a la agencia rusa Itar-Tass, citando datos del Ejército, de que el ensayo nuclear tuvo una fuerza de aproximadamente 20 kilotones. Un kilotón equivale a mil tolenadas de TNT.