Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cineasta Pablo Larraín evoca el "cosmos" de Pablo Neruda: "Es incapturable"

El filme se exhibe dentro de la sección Perlas de la 64 edición del Festival de San Sebastián Un año después de presentar 'El club', el cineasta Pablo Larraín regresa al Festival de San Sebastián con el filme 'Neruda', una cinta en la que evoca el cosmos del Nobel de Literatura, a quien considera "incapturable", tal y como ha señalado a Europa Press durante una entrevista.
El filme se exhibe dentro de la sección Perlas de la 64 edición del Festival de San Sebastián
Un año después de presentar 'El club', el cineasta Pablo Larraín regresa al Festival de San Sebastián con el filme 'Neruda', una cinta en la que evoca el cosmos del Nobel de Literatura, a quien considera "incapturable", tal y como ha señalado a Europa Press durante una entrevista.
Para realizar esta película -seleccionada para representar a Chile en los Oscar-- el cineasta chileno leyó cinco biografías, su autobiografía, "buena parte" de su obra, habló con gente que lo había conocido. Sin embargo, asegura que hoy en día no sabe quién fue Neruda. "Si fuera posible capturarlo esta película no habría sido posible, esa es la gracia del cine", ha afirmado.
'Neruda', protagonizada por el actor Luis Gnecco, se centra en el periodo concreto que transcurre entre 1947 y 1949, cuando Videla, presionado por Estados Unidos, "traicionó" a los comunistas y persiguió al Nobel durante dos años. Tal y como ha explicado Larraín, existe una "discusión histórica" sobre la posibilidad de que el gobierno no quisiera atrapar al escritor.
"¿Qué se habría hecho con él preso? Es un escándalo internacional, sería algo inmanejable", ha destacado el cineasta, quien recurrió a la figura de un policía interpretado por Gael García Bernal para retratar la "paradoja" de la persecución que nunca llegó a su fin.
Larraín ha huido de la posibilidad de presentar un documental y, según ha defendido, ha facturado una "película de ficción realizada desde la arbitrariedad" que cumple la misión que él busca en el cine: "Necesita al espectador para concluir, quiero preguntas".
El director chileno ha admitido que hacer una película sobre Neruda es "aterrador" porque él era algo "incapturable". "Era un amante de la cocina que viajó por todo el mundo, un gran coleccionista, amante de la literatura, de las mujeres, un activista comunista como pocos en la historia, y uno de los grandes poetas de la lengua española y de la humanidad", ha dicho.
Larraín evoca en esta cinta "lo nerudiano", aquello que "cuesta tanto explicar en inglés", que está más relacionado con lo que su persona produce en los demás que en lo que él mismo fue. Tal y como ha asegurado, este filme no ha estado exento de reacciones: "Desde el odio más profundo hasta el odio más intenso". Esto se debe, a su juicio, a que "Neruda no está solo en los libros, sino en el aire, y en cada poema uno encuentra su vida".
En su caso, ha preferido no optar por la "imagen romántica y sacralizada", sino acercarse como persona y construir una ficción, para la que se ha servido de un "cóctel de géneros" y el resultado bebe del cine negro, la comedia negra, road movie y distintos elementos literarios.
Tras realizar 'Neruda', y después de haber presentado 'Jackie' en el Festival de Venecia, Larraín asegura que lo único que tienen en común ambas películas es la existencia de una cámara. En este sentido, afirma que no sabe aún cuál será su siguiente proyecto ni tampoco si se fijará en un personaje real para desarrollar un nuevo filme.