Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere Uggie, el perro de The Artist, a los 13 años de edad

Muere Uggie, el perro de The Artist, a los 13 años de edadGTRES

Uggie, el simpático perro que conquistó al público en The Artist, ha sido sacrificado en Los Ángeles tras luchar contra un cáncer de próstata. El canino tenía trece años de edad, y desde hacía tres estaba retirado de la industria del cine. Después de ser rechazado por dos dueños, fue adoptado por Omar von Mueller para vivir junto con su familia y otros seis perros en el norte de Hollywood

Uggie fue sacrificado en Los Angeles el 7 de agosto después de luchar contra un cáncer de próstata, según publica TMZ. Una difícil decisión, según ha explicado su dueño Omar Von Mueller, que no quería prolongar el sufrimiento de su mascota. Su entrenadora  también ha tenido palabras de cariño para el animal. "Siempre le tendré en mi corazón y nunca olvidaré su infinito amor por el pollo y los perritos calientes", ha recordado Sarah Clifford.
Su papel más conocido fue en la película muda francesa The Artist, que logró cinco premios Oscar en 2012. Muchos fans pidieron bajo la campaña 'Consider Uggie' que también se le diera un Premio de la Academia honorífico. Aunque no lo consiguieron, The Artist le valió a Uggie otros muchos reconocimientos, entre ellos el Palm Dog Award en la edición 2011 del Festival de Cannes, el 2012 Golden Collar Award y recibió una mención especial en los Premios Prix Lumière, los equivalentes a los Globos de Oro en Francia.
El simpático perro también podía presumir de tener sus patas inmortalizada en Hollywood Bulevard junto al Grauman's Chinese Theatre. Además de en The Artist, Uggie también actuó en otras cintas como Agua para elefantes, con Reese Witherspoon, Robert Pattinson y Christoph Waltz o Mr. Fix It, además de hacer incursiones en el mundo de la publicidad y ser la imagen de Nintendo o PETA, en una campaña que animaba a los dueños a adoptar animales de los refugios.