Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Glamour y sorpresas en la gala de los Globos de Oro

Boyhood era una de las favoritas de la noche y se llevó el premio al mejor drama, también el de mejor director y mejor actriz secundaria, pero la cinta de Richard Linklater no arrasó. Birdman se tuvo que conformar con el de mejor guión y un Michael Keaton como mejor actor de comedia, que se quedó sin palabras cuando habló de su mejor amigo: su hijo. Pero en la noche hubo sorpresas y no solo por la aparición de Prince sino también o las referencias constantes a Corea del Norte. El gran hotel Budapest se alzó con la mejor película de comedia y la rusa Leviatán le quitó a los polacos el título de mejor película de habla no inglesa. Solo lo de George Clooney estaba cantado con su Globo de Oro honorífico.