Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Garoña en 2013 es "irrevocable"

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha añadido que la medida atiende a criterios que tienen en cuenta la vida útil de la central, la sostenibilidad, la política energética española, y cuestiones técnicas y de seguridad.
En este sentido, De la Vega sostuvo que la decisión adoptada sobre el futuro de este reactor "no afectará al suministro, totalmente garantizado" y que la orden aprobada este viernes "incluye medidas" a llevar a cabo por Nuclenor (titular de la central) antes de 2013, "para preparar ese cese y garantizar que el plazo de funcionamiento culmine dentro de cuatro años".
"Irresponsabilidad del PP"
Con respecto a la posición del PP, que ayer hizo pública su intención de prorrogar la vida de la central más allá de 2013, en el caso de ganar las próximas elecciones generales, De la Vega sostuvo que este partido "se sitúa en la irresponsabilidad" con este tipo de afirmaciones.
"Ya sabemos que a Mariano Rajoy no le gusta nada lo que hace el Gobierno. Un Gobierno del PP cerró Zorita, y entonces fue muy bueno. Ahora, el Gobierno socialista cierra Garoña en 2013 y es malo", comentó.
Según la segunda del Gobierno, el plazo de cuatro años concedido a la planta es "el margen adecuado para desarrollar la mejor alternativa industrial" y para la correcta gestión de los residuos radioactivos en la zona. Además, la actual situación económica "aconseja tomar medidas de revitalización económica" en este área.
Empleo
El llamado "Plan de dinamización ecómica y el empleo de la zona de Garoña" garantiza el empleo a todos los trabajadores de la central, dijo la vicepresidenta. "Saben que cuentan con el compromiso del Gobierno de que habrá para ellos nuevos empleos", apostilló.
El Ejecutivo se pondrá "inmediatamente" a trabajar en "esa industrialización de la zona" de Garoña y en breve se publicarán las bases de una convocatoria específica de ayudas, que se abrirá en octubre y, hasta 2013, estará dotada con 100 millones de euros". "Dentro de cuatro años, Garoña cerrará. Pero, para entonces, se habrá abierto una gran ventana hacia un futuro sin incertidumbre, seguro, próspero y sostenible", concluyó De la Vega.
El Gobierno tendrá listo, en el plazo de tres meses, el "Plan de dinamización económica y el empleo de la zona de Garoña". Será elaborado por un un grupo de trabajo interministerial coordinado por Presidencia del Gobierno y se ejecutará hasta 2013.