Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 40 por ciento de los presupuestos, para pagar pensiones y paros

El Ejecutivo ha presentado los Presupuestos Generales del Estado para 2010 al son de dos lemas. Por un lado el Gobierno defiende que se trata de unas cuentas públicas basadas en la austeridad. Por el otro que se trata de los presupuestos más sociales.
Ambas afirmaciones quedan reflejadas en el proyecto, aunque respecto a la austeridad destacan algunos recortes como los del I+D o en Seguridad Vial. Sobre el gasto social el aumento es significativo, aunque en su mayoría se destinará al pago de pensiones y prestaciones por desempleo.
4 de cada 10 euros, a paro y pensiones
El gasto social supone el 51,6 por ciento de todo el presupuesto consolidado del Estado para el año que viene, lo que se traduce en un total de 180.848 millones de euros, 6.636 millones más que en 2009.
No obstante, este dato queda matizado por otro. El 39,7 por ciento del dinero público se destinará al pago de pensiones (el 30,9 por ciento del total) y de prestaciones por desempleo (8,8 por ciento). Así la mayor partida social serán los pagos de estas prestaciones.
Esto hace que Trabajo e Inmigración sea el ministerio que más ha incrementado el gasto en los Presupuestos Generales del Estado para 2010, con un aumento del 165,6 por ciento sólo explicable por el elevado número de parados.
Por departamentos
Así, obviando a Trabajo, los Ministerios que más suben en presupuesto son Sanidad y Política Social y Justicia. En concreto, el incremento en el departamento que dirige Trinidad Jiménez será del 15,8 por ciento debido al incremento del gasto por dependencia.
Por su parte, el aumento del 11, 5 por ciento del gasto en el ministerio de Francisco Caamaño se explica por el Plan de Modernización de la Justicia. Sube también la dotación para Educación, que se incrementa en 100,94 millones de euros, lo que supone un 3,34 por ciento más que en el ejercicio anterior, y que alcanza los 3.088,52 millones.
Junto a ellos sube levemente la dotación a Interior y a Presidencia. El resto de ministros pierde capacidad económica, destacando las caídas de Ciencia e Innovación (-15 por ciento), Cultura (-12,6 por ciento) y el de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (-10,5 por ciento).
Recortes que llaman la atención
El fuerte recorte del Ministerio de Ciencia hace que la política de Investigación, Desarrollo e innovación vaya a contar en 2010 con un presupuesto menor al del año anterior, en concreto implica un descenso del 3,1 por ciento. Ello choca frontalmente con el anunciado 'cambio del modelo productivo' que según el Ejecutivo pasaba, entre otras cosas, por mejorar en I+D+I.
También llama la atención el recorte del 6,8 por ciento del dinero destinado a colectivos de víctimas del terrorismo, el descenso de un 1,8 por ciento en la partida para seguridad vial, o la vuelta a niveles de 2007 del presupuesto destinado al fomento del deporte.
La congelación salarial y otros detalles
Destaca también la congelación salarial del presidente del Gobierno, la Casa Real y el resto de Altos Cargos del Estado. Así Zapatero seguirá cobrando 91.982,4 euros al año y el Rey y los suyos tendrán un presupuesto de en 8,9 millones de euros.
Respecto a las autonomías llama la atención que la inversión del Estado caerá en todas las comunidades autónomas a excepción de Euskadi, La Rioja, Navarra, Extremadura y la ciudad autónoma de Ceuta. Especialmente significativa es la bajada de Baleares (24,6 por ciento) y la subida de La Rioja (15,53 por ciento). Andalucía sigue siendo la autonomía que más percibe, 4000 millones de euros.