Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La principal colonia de pingüinos de la Antártida, al borde de la extinción

Pingüinos de la AntártidaReuters

Una de las colonias más grandes de pingüinos gentú en la Antártida ha sido diezmada por erupciones volcánicas durante los últimos 7.000 años, según revela un estudio liderado por un equipo internacional de investigadores, dirigido por el 'British Antarctic Survey' (BAS), en Reino Unido.

A raíz del estudio del guano de pingüinos antiguos, los investigadores descubrieron que la colonia se acercó a la extinción varias veces debido a la caída de ceniza del volcán cercano de la Isla Decepción, cerca de la Península Antártica, y actualmente el hogar de una población de alrededor de 5.000 pares de pingüinos gentú. El estudio ha salido publicado este martes 11 de abril en 'Nature Communications'.
"Los cambios en las poblaciones de pingüinos en la Península Antártica se han relacionado con la variabilidad del clima y los cambios en el hielo marino, pero no se había considerado previamente el impacto a largo plazo potencialmente devastador de la actividad volcánica", ha señalado la doctora Claire Waluda, ecologista de pingüinos de BAS.
Las condiciones climáticas alrededor de la Isla Decepción han sido generalmente favorables para los pingüinos en los últimos 7.000 años y el equipo había esperado que la población local mostrara fluctuaciones menores en respuesta a los cambios en el clima o el hielo marino. Pero el resultado fue que el cercano volcán de la Isla Decepción tuvo un impacto mucho mayor de lo que se había anticipado originalmente.
"Cuando examinamos por primera vez los núcleos de los sedimentos nos sorprendió el intenso olor del guano en algunas capas y también pudimos ver claramente las capas de cenizas volcánicas de la Isla Decepción cercana", ha declarado el autor principal de la investigación, Steve Roberts, de BAS, que afirma que al medir la química del sedimento, se pudo estimar el número de poblaciones a lo largo de todo el periodo y ver cómo los pingüinos se vieron afectados por las erupciones.
"En al menos tres ocasiones durante los últimos 7.000 años, la población de pingüinos fue similar en magnitud a la actualidad, pero fue casi completamente eliminada localmente después de cada una de las tres grandes erupciones volcánicas. Tomó, en promedio, entre 400 y 800 años restablecerse de manera sostenible", detalla.
Según ha añadido Waluda, el estudio revela el severo impacto que las erupciones volcánicas pueden tener en los pingüinos. "Una erupción puede enterrar polluelos de pingüinos en cenizas abrasivas y tóxicas y, aunque los adultos pueden nadar lejos, pueden ser demasiado jóvenes para sobrevivir en las aguas heladas, y los sitios de anidación adecuados también pueden ser enterrados y permanecer inhabitables durante cientos de años", explica.
Las técnicas desarrolladas en este estudio ayudarán a los científicos a reconstruir los cambios pasados en el tamaño de las colonias y a predecir potencialmente cómo pueden verse afectadas otras poblaciones de pingüinos en otros lugares. Un ejemplo son los pingüinos barbijos en la isla de Zavodovski, en el archipiélago de las islas Sandwich del Sur, que se vieron afectados por las erupciones del volcán Mt. Curry en 2016.