Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me choca que una chica de 16 años pueda abortar sin la opinión de los suyos"

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, espera y desea que la reforma de la legislación sobre el aborto se mejore en su trámite parlamentario. En concreto confía en que no se impida la compañía y las opiniones del entorno de la menor que tiene que tomar esa decisión, y es que, según ha reconocido Bono le "choca" que una chica de 16 años pueda abortar sin la opinión y el apoyo de las personas que la quieren.
También quiere que en el PSOE se tengan en cuenta todas las posturas al respecto, pues está convencido de que en el partido no todos piensan "milimétricamente lo mismo". Bono ha explicado que, más que nada, el aborto es "un fracaso". "Algunos lo plantean como un derecho y otros como un crimen, para mí es un fracaso, un hecho triste que no cabe festejar como un éxito, sino regular legalmente como un fracaso", ha sentenciado.
En cualquier caso, ha insistido en la conveniencia de facilitar la participación del entorno de la menor, porque, ha manifestado el ministro, "abortar es una decisión que afecta sobre todo a la mujer que lo decide pero no solo a ella, su pareja parece que también puede decir algo relevante".
Además, ha expresado su deseo de que este proyecto de ley se mejore en el trámite parlamentario a su paso por las Cortes, para lo cual ha aconsejado buscar "el máximo nivel de acuerdo porque no es un tema menor". El aborto tiene una "trascendencia social grande, se presta a hacer planteamientos hasta muy demagógicos y sería bueno alcanzar el máximo nivel de consenso", ha sentenciado.