Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El celador del geriátrio de Olot confiesa haber matado a una tercera anciana

Joan V.D. ha confesado ante el juez la comisión de un tercer asesinato en la misma semana de los anteriores. Por ello el Juzgado de Instrucción número 1 de Olot ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza por los tres delitos de asesinato.
Según han informado fuentes de la investigación, el modus operandi en los casos fue el mismo, de forma que las ancianas fueron obligadas a ingerir un líquido abrasivo, presuntamente, por Joan V., ex trabajador del centro, que ha sido detenido.
La consellera de Acción Social y Ciudadanía de la Generalitat, Carme Capdevila, ha asegurado que todas las inspecciones realizadas al centro desde su departamento habían concluido en informes positivos. "Nunca se había detectado nada", ha explicado Capdevila, quien ha se ha declarado "asustada" y ha destacado la "gran calidad" de todos los empleados de la residencia.
Según el abogado del celador, Monguilod, "presuntamente ha cometido los crímenes en un momento de euforia ya que había bebido en La Caritat". "Bebía en el trabajo lo suficiente para darse ánimos y alterar su comportamiento", ha dicho el letrado. Finalmente el letrado ha asegurado que intentará, durante el juicio, que el jurado popular "intente comprender cómo un hombre se puede equivocar como se ha equivocado Joan, ya que a veces uno se equivoca porqué tiene buenos sentimientos".
Exhumar los cadáveres
Los Mossos d'Esquadra recomiendan a todas las personas que hayan tenido algún familiar en el geriátrico que si creen que hay alguna circunstancia sospechosa en torno a su muerte, que acudan a ellos, ya que piensan investigar a fondo todos los casos, aunque no han hecho ningún llamamiento a la ciudadanía para que colabore.
Según fuentes policiales, en caso de que se confirmen estas muertes como no naturales, y el juez lo considere oportuno, no se descarta la exhumación de los cadáveres.
La investigación intenta averiguar en estos momentos si la lista de víctimas es todavía más amplia, integrada por el momento por la anciana fallecida el 12 de octubre y por Paquita Gironès, muerta seis días más tarde.
La defunción registrada el día 12 se certificó en su momento como "natural" y, según han explicado los Mossos d'Esquadra, la anciana no presentaba signos de violencia, por lo que su caso fue muy diferente al de la segunda, a la que se trasladó al hospital todavía con vida.
Actitud normal
Las pruebas médicas realizadas a Paquita Gironès dieron la clave de la ingestión de un producto abrasivo y abrió la investigación del caso que derivó el 18 de octubre en la detención de Joan V., pendiente ahora de su paso hoy a disposición judicial.
La actitud del trabajador, en cualquier caso, nunca había despertado recelo alguno entre sus compañeros y los internos, según ha confirmado el director del geriátrico, Joan Sala.
"Más bien al contrario", ha manifestado Sala en referencia a algún posible atisbo de actitud sospechosa y ante la posibilidad de que el detenido estuviese relacionado con otras muertes de ancianos residentes en La Caritat cuyas muertes se certificaron como naturales.