Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos catorce provincias están en alerta por nieve y viento

Un total de catorce provincias y siete islas están en alerta amarilla (riesgo moderado) o naranja (riesgo importante) por vientos de hasta 80 kilómetros por hora, por capas de nieve de una altura máxima de cinco centímetros y por temperaturas mínimas de seis grados centígrados bajo cero, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Concretamente, continúan en alerta naranja por nieve las tres provincias vascas y Cantabria; Navarra tiene activada la alerta amarilla por nieve y temperaturas mínimas; se sitúan en alerta amarilla por viento las islas de Gran Canaria, La Palma, Tenerife, Formentera, Ibiza, Mallorca, Menorca y Gerona; y la alerta amarilla por temperaturas mínimas se activa en Teruel, Zaragoza, Cuenca, Guadalajara, Madrid y La Rioja, mientras que Huesca permanece con este nivel de aviso.
Así, los vientos soplarán moderados con intervalos fuertes y de componente noroeste en el valle del Ebro, Baleares y nordeste de Girona, y de Levante en el Estrecho y área de Alborán. Las ráfagas serán moderadas del noreste en la costa de Galicia y del oeste en el litoral cantábrico, mientras que se espera que sean de moderadas a fuertes del oeste en Canarias y de flojas a moderadas en el resto de España.
Precipitaciones
Asimismo, las temperaturas, en general, experimentarán un descenso de ligero a moderado en la Península y Baleares, excepto las mínimas en este archipiélago, donde ascenderán ligera a moderadamente. En Canarias se mantendrán sin cambios significativos y se prevén heladas que variarán de débiles a moderadas en la mitad norte y zona centro peninsular. Además, la cota de nieve se situará entre los 400 y 600 metros en el extremo norte peninsular, subiendo hasta los 500 y 700 metros. En Baleares, estará entre los 1.000 y 1.300 metros.
Por otro lado, los cielos estarán nubosos o muy nubosos, con precipitaciones débiles a moderadas, en el Cantábrico, Pirineo occidental, sur de Andalucía y Canarias, con posibilidad de que se den también, de forma débil, en el norte de Galicia, norte de Castilla y León, alto Ebro, litoral central de Cataluña, Mallorca y Menorca. Las lluvias tendrán a remitir en el extremo norte.
Por último, en el sur peninsular se producirá un aumento de la nubosidad con lluvias débiles a moderadas, sobre todo en el sur de Andalucía y en Ceuta. En Canarias, habrá posibilidad de lluvias débiles, localmente moderadas en La Palma, mientras que en el resto de la Península predominarán los cielos poco nubosos o con intervalos de nubes.
Problemas en las carreteras

El manto de nieve que cubre parte de la Península ha obligado a cerrar cinco puertos de montaña y hace necesario el uso de cadenas en otros 30, todos de la red secundaria de carreteras, en Asturias, Burgos, Cantabria, Huesca, León, Navarra y Palencia, según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT).
Además, en otros siete tramos de carreteras secundarias de Burgos, Cantabria, Granada, Huesca y Navarra son necesarias las cadenas para circular debido a la acumulación de nieve y hielo sobre el asfalto. En el sur de la Península, la niebla disminuye la visibilidad en algunas carreteras de Cadiz, Córdoba y Granada.
Ante la previsión de nuevas nevadas, Protección Civil ha recomendado que en en caso de que sea imprescindible viajar por carretera hay que extremar la precaución y tener especial cuidado con las placas de hielo. Asimismo, es aconsejable revisar los neumáticos, anticongelante y frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar cadenas.