Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'caso Haidar' llega al Papa

El presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, ha remitido una carta dirigida al Papa Benedicto XVI en la que solicita al Pontífice que intervenga "con urgencia" y contribuya a resolver "la grave situación" en la que se encuentra la activista saharaui Aminatu Haidar.
"Nos preocupa sobremanera la gravedad del estado de salud de Aminatu Haidar", que este domingo cumple 28 días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, asegura Abdelaziz en la misiva, enviada ayer al Papa y divulgada a través de la agencia de noticias saharaui SPS.
"Ante la falta de respuesta de las autoridades marroquíes y la inquietud creciente en cuanto al probable desenlace de este fatal drama humano, he considerado la necesidad de recurrir a Su Santidad para que, en ejercicio de la autoridad moral de la que es investido en nombre de la Fe Cristiana, intervenga con urgencia y contribuya a resolver esta situación", añade el autoproclamado presidente saharaui en el documento.
Abdelaziz interpela a "su Santidad, en la convicción de que quien ha dedicado su vida al anuncio de la obra y las enseñanzas de Dios, el justo y misericordioso, no es ajeno a la grandeza y la tragedia de nuestra conciudadana".
Haidar, dice el secretario general del Polisario, es "una mujer que está ofreciendo el sacrificio de su mayor bien, su vida, por preservar su dignidad de ser humano, como símbolo del pueblo saharaui y, en el fondo, de toda la Humanidad". "Estoy seguro de que su Santidad sabrá encontrar los canales para hacer un llamamiento eficaz por la causa de Aminatu Haidar, preservando su dignidad como ser humano", apostilla Abdelaziz.
"No me cabe la menor duda que la Humanidad entera le estará agradecida eternamente por ayudar a salvar la vida de una señora, musulmana, madre de dos criaturas, que hizo de la no violencia el recurso por excelencia de su defensa cotidiana de los derechos humanos y que incomprensiblemente fue humillada, perseguida, encarcelada, torturada y ahora desterrada en nombre de un poder que dice representar al 'Comendador de los Creyentes Musulmanes', señaló el líder saharaui en referencia al Rey Mohamed VI de Marruecos.