Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una canadiense sufre la enfermedad del sueño: duerme 22 horas casi todos los días

dormirtelecinco.es

Una mujer canadiense sufre el sídrome conocido como el de 'la bella durmiente', padece una enfermedad que le hace estar agotada continuamente, con fatiga y dormir unas 22 horas de manera diaria. Heather Reed, de 37 años, se pasa el día en la cama y por culpa de este problema ha perdido su puesto de trabajo como bióloga y no tiene apenas vida social.

Una mujer puede dormir 22 horas de manera diaria y, pese a estar todo el rato tumbada en la cama, sigue teniendo sueño. Heather Reed, una residente en la provincia canadiense de Nueva Escocia, sufre una rara enfermedad neurológica llamada el síndrome de Kleine-Levin, un problema que le hace estar cansada continuamente y no poder llegar a recuperarse. 
Según informa el diario británico Mirror, los médico revelaron hace siete años a Heather, de 37 años, que sufría el síndrome de fatiga crónica. Dos años después ese problema aumentó y se le diagnosticó el síndrome que hoy padece, vulgarmente como el de 'la bella durmiente'.
No tiene unas horas fijas de sueño, aunque algunos días 12 horas no son suficientes para la canadiense y es capaz de estar durmiendo hasta 22 horas y, lo peor de todo, sigue sintiendo cansancio. Un problema que afectado a su vida social y evidentemente le ha hecho perder su trabajo de bióloga de conservación. 
Una enfermedad que la tienen sólo unas mil personas en el mundo y que, según la afectada, le hace sentir "como un fantasma". La mujer ha lamentado que pasó "de llevar una vida sana a no poder levantarse de la cama porque la fatiga es aplastante". Según Heather, su cansancio hasta le produce dolor físico, asemejándolo al malestar del cuerpo que experimenta el resto de las personas a causa de la gripe: "todo es demasiado brillante, ruidoso, las cosas se mueven demasiado rápido".
Finalmente, la chica ha comentado que su sueño no le proporciona descanso y "aunque durmiera todo el día, me despierto como si hubieran pasado solo 10 minutos".