Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las calles de Buñol se vuelven a teñir de rojo con la tradicional 'Tomatina'

La fiesta de la tomatina en Buñol, ValenciaReuters
El Ayuntamiento de Buñol, en Valencia, prevé que más de 40.000 personas participen este miércoles en la tradicional 'Tomatina', en la que los asistentes se lanzarán los 100.000 kilos de tomates que el Consistorio reparte mediante seis camiones desde la Plaza de San Luis hasta la plaza del pueblo.
Esta popular batalla de tomates se celebra desde hace 64 años y se enmarca en los actos propios de las fiestas patronales del municipio, dedicadas a San Luis Beltrán y la Virgen de los Desamparados. Viajeros de Japón, Corea, Bélgica, Australia, EEUU, Canadá, Rusia, Italia, Francia o Alemania se encuentran entre los participantes en la fiesta.
Este año más tiempo de celebración
El Ayuntamiento ha decidido este año dar "un salto de calidad en la organización y promoción" del municipio, para lo que ha ampliado en tiempo la fiesta y ha apostado por un modelo de gestión que logre aportar mayor capacidad de ingresos al comercio local.
El Festival Non Stop anima desde este martes el preludio de la fiesta. La tradicional guerra de tomates ha comenzado a las 11.00 horas y continuará en el 'Tomatina Village', un lugar habilitado especialmente para la fiesta, con música hasta las 18.00 horas.
Para el buen funcionamiento de la celebración, habrá "cuatro puestos de control para que no entren objetos innecesarios" en el evento. Asimismo, Renfe ampliará su horario de trenes y el Ayuntamiento facilitará baños, lavabos y duchas para que los asistentes se puedan limpiar al final de la batalla.