Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cajas de ahorros no saneadas en septiembre serán nacionalizadas

Ultimátum del Gobierno a las cajas de ahorros, que provoca un terremoto en el sistema financiero español. El Ejecutivo entrará como accionista en el capital de las cajas de ahorros y de los bancos que incumplan los nuevos requisitos mínimos de capital que se impondrán las entidades financieras españolas, que tendrán de plazo hasta septiembre de 2011 para lograr en el mercado los fondos necesarios.
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha anunciado que las nuevas exigencias buscan "restaurar la confianza eliminando cualquier duda que pudiera haber en el mercado sobre la solidez" del sistema financiero y "garantizar la canalización del crédito hacia nuestra economía, familias, y empresas".
El Ejecutivo obligará a las entidades financieras a tener un mínimo de capital básico del 8% de los activos ponderados por riesgo, que será superior para las entidades que no cotizan y que no tienen una presencia significativa de inversores privados, como ocurre en las cajas de ahorro.
De este modo, el Gobierno adelantará para las entidades financieras españolas los requisitos de capital que establece la nueva normativa bancaria Basilea III, de obligado cumplimiento en 2013.
El Gobierno cifra en menos de 20.000 millones la capitalización de las cajas
Elena Salgado también ha anunciado que la necesidad de capitalización de las cajas de ahorros no superará los 20.000 millones de euros.
En una rueda de prensa, Salgado ha explicado que el rango de capitalización de las cajas de ahorros españolas no está determinado, ya que todavía no se conocen los resultados de cierre de año del sector financiero.