Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La británica detenida en Lloret de Mar confiesa que ha matado a sus hijos

La detenida por la muerte de dos niños británicos en el hotel Miramar de Lloret de Mar (Girona) ha confesado que ha matado a sus dos hijos, un bebé y una niña de entre 4 y 5 años, según han confirmado fuentes cercanas a la investigación.
Los niños estaban hospedados en el hotel con su madre, que fue quien alertó a los recepcionistas de lo ocurrido, aunque los servicios médicos no pudieron hacer nada por salvarles.
La Policía Local de Lloret recibió el aviso del hotel sobre las 14 horas y se desplazó al lugar junto con los Mossos d'Esquadra, que detuvieron 'in situ' a la madre después de que confesara haber matado a sus hijos.
Los investigadores hallaron los cadáveres de los dos menores en la habitación del hotel, sin que presentaran signos externos de violencia, por lo que será la autopsia la que determinará las causas concretas de la muerte.
Solo acceso a clientes
Los Mossos precintaron la entrada del hotel y solo permitieron el acceso a clientes, mientras la comitiva judicial llegó al lugar para proceder al levantamiento de los dos cadáveres.
En el lugar se congregaron una cincuentena de personas entre turistas y vecinos del municipio, y por el momento nadie ha salido del hotel, de cuatro estrellas, que está a primera línea de mar y tiene siete plantas.
La propietaria de un bar cercano al hotel se mostró sorprendida por lo sucedido y explicó, en declaraciones a los periodistas, que vio la llegada de la policía sobre las 14.30 horas, aunque después no entraron ni salieron vehículos policiales del recinto hotelero.