Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos bombas dejan una herida y daños materiales en Grecia

Este miércoles Grecia ha sufrido dos ataques bomba. En el primer atentado, una furgoneta bomba ha estallado en las inmediaciones de la Bolsa de Atenas. Esta explosión ha provocado heridas leves a una transeúnte y ha causado numeroso daños materiales en los coches que se encontraban aparcados en los alrededores, en tiendas contiguas y en parte de la fachada del edificio.
"Los daños materiales son considerables", ha asegurado el presidente de la Bolsa, Spiros Capralos. Un desconocido llamó a un periódico ateniense 50 minutos antes adelantando el suceso por lo que la Policía acordonó la zona.
Un segundo artefacto
Otro mecanismo ha explotado en las cercanías del Ministerio de Macedonia y Tracia en el puerto de Salónica, a 500 kilómetros al norte de Atenas.
El artefacto estaba colocado en una olla dentro de una caja metálica en la calle que tiene los cables de la compañía telefónica nacional OTE. El primer ministro griego, Costas Caramanlis, y todo su gabinete tienen previsto viajar el próximo viernes a Salónica para anunciar su agenda política y económica de su Ejecutivo para el año entrante.
En estos momentos, los expertos de la brigada antiterrorista buscan relación entre ambos atentados. La Policía especula con atribuirle la responsabilidad de estas explosiones a uno de los grupos izquierdistas en Grecia que han perpetrado atentados en los últimos 10 años, siguiendo los pasos del grupo terrorista "17 de noviembre" y "Lucha Revolucionaria Popular (ELA)", ambos desmanteladas a principio del 2000.