Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más bombardeos, más muertos... y Gadafi no cambia sus planes

Las fuerzas rebeldes avanzan este jueves su línea de frente hasta el oeste de Brega, donde los rebeldes lograron este pasado miércoles repeler los ataques de las fuerzas leales a Gadafi, y han capturado a varios mercenarios que trabajaban para el mandatario libio.
Las fuerzas disidentes han mostrado al corresponsal de Reuters a tres jóvenes africanos, que aparentaban tener unos 20 años de edad, detenidos en la localidad de Al Uqayla y que tenían pequeños maletines. Los dos arrestados por la oposición parecían intimidados y atemorizados por los rebeldes. "Han admitido que eran mercenarios. El que habla árabe lo admitió", ha explicado el voluntario de los rebeldes Salah Zwei, después de que los dos supuestos mercenarios fueran introducidos en un vehículo para ser trasladados a Ajdabiya.
Los aviones de combate de las fuerzas gubernamentales han bombardeado este jueves varias ciudades del este del país, mientras los rebeldes han hecho avanzar su línea de frente hasta la localidad costera de Al Uqayla, situada a unos 40 kilómetros al oeste de Brega.
Una de las principales carreteras del país magrebí recorre toda la costa del Mediterráneo, pasando desde la zona occidental a la oriental, controlada por las fuerzas rebeldes que se han levantado para poner fin a los más de 40 años de Gadafi en el poder.
Los rebeldes ya han manifestado su rechazo a cualquier intervención extranjera pero algunos de ellos han expresado su apoyo a la creación de una zona de exclusión aérea. En la retaguardia, los rebeldes, que no siempre son luchadores experimentados, están armados con tanques, misiles antitanques, armas antiaéreas y lanzadores de misiles portátiles y han reforzado sus posiciones tanto en Adjabiya como en Brega.
El régimen se defiende

Por su parte, el Gobierno libio defiende que está llevando a cabo bombardeos en la localidad de Brega para "asustar" a las fuerzas rebeldes y recuperar el control de las instalaciones petroleras que se encuentran en la misma, según ha explicado este jueves Saif al Islam Gadafi, hijo del dirigente libio Muamar Gadafi.
"En primer lugar, los bombardeos sólo son para asustarles y que se marchen", ha explicado en una entrevista concedida a la cadena británica Sky News en su coche. Los bombardeos "no son para matarles", ha añadido.
Gadafi, investigado por violaciones de DDHH
Tras la sangrienta situación que vive Libia, el fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Luis Moreno-Ocampo, ha anunciado oficialmente este jueves en La Haya la apertura de una investigación contra el líder libio, Muamar el Gadafi, y su entorno por las supuestas violaciones de Derechos Humanos cometidas durante las movilizaciones contra el régimen. Asimismo, ha advertido de que los grupos de oposición que cometan abusos "también serán investigados".
"Hemos identificado a algunos individuos con autoridad 'de facto' o formal sobre las fuerzas de seguridad" que, desde el pasado 15 de febrero, actuaron de forma drástica contra los manifestantes, ha explicado el fiscal durante una rueda de prensa celebrada en la sede del TPI.
"Se trata de Muamar el Gadafi y de su entorno íntimo, incluidos algunos de sus hijos", prosiguió Moreno-Ocampo. Asimismo, precisó que los dirigentes libios procesados ya han sido "avisados" de que serán investigados por crímenes contra la Humanidad si las fuerzas bajo su mando continúan cometiendo abusos.
Francia y Reino Unido apoyan crear una zona de exclusión aérea
Mientras, los Gobiernos de Francia y Reino Unido han manifestado su apoyo al establecimiento de una zona de exclusión aérea en Libia si continúan los ataques del régimen liderado por Gadafi contra la población, según ha asegurado el ministro de Asuntos Exteriores galo, Alain Juppé.
En una rueda de prensa conjunta con Juppé, el ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, ha dicho que Reino Unido y Francia están trabajando en propuestas "valientes y ambiciosas" que presentarán a la reunión que celebrará la próxima semana la Unión Europea sobre la situación en Libia.
Bruselas triplica su ayuda humanitaria
La Comisión Europea ha anunciado este jueves que triplicará su ayuda humanitaria para asistir a la población afectada por la violenta represión del régimen de Muamar el Gadafi en Libia, con lo que destinará 30 millones de euros para cubrir las necesidades más urgentes, después de que su presidente, José Manuel Durao Barroso, informara hace sólo un día de que la ayuda sería de 10 millones de euros.
Bruselas y la presidencia de turno de la UE, que este semestre ejerce Hungría, habían pedido a los Estados miembros que aumentaran sus esfuerzos para ofrecer asistencia urgente a los refugiados, en su mayoría egipcios, y para facilitar la evacuación de estos a sus países de origen.
España envía un avión a Libia
Por su parte, el Gobierno español ha enviado este jueves un segundo avión a la frontera entre Túnez y Libia que transporta cinco toneladas de ayuda y que en el curso de la próxima semana permitirá repatriar a 4.000 egipcios que han huido a través de la frontera tunecina de la violencia en Libia.
El avión, fletado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) tras una petición del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), transporta entre otras cosas un set de pediatría, otro de obstetricia, otro de trauma y otro con material básico de acción primaria, así como 900 mantas y 40 tiendas familiares.
Una vez entregada la carga, el aparato realizará tres vuelos diarios entre la isla tunecina de Djerba y El Cairo durante la próxima semana con los que se espera que unos 4.000 egipcios que han huido a Túnez desde Libia puedan regresar a su país de origen.