Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los aviones pueden volar

La normalidad en el relevo del turno de tarde, que comenzó a las 15.00 horas de esta tarde, en todos los centros de control permite reabrir la totalidad del espacio aéreo español. No obstante, AENA ha recomendado a los pasajeros que consulten con su compañía aérea el estado de su vuelo antes de acudir al aeropuerto.
Concretamente, en el aeropuerto de Madrid-Barajas, a partir de las 15.30 horas, han empezado a salir los primeros vuelos, aunque la normalidad en el tráfico aéreo dependerá de la capacidad de las aerolíneas para priorizar vuelos, reprogramar sus operaciones y organizar a sus tripulaciones.
Según AENA, Barajas prevé tener capacidad para gestionar desde las 17.00 horas de esta tarde unos 50 vuelos a la hora, frente al máximo de 98 vuelos a la hora en un día de mucho tráfico en el aeropuerto madrileño.
Por su parte en El Prat, las salidas programadas empezarán a despegar de forma "paulatina", pero no lo harán las que habían sido canceladas. Vueling, Iberia, Spanair y Air Nostrum habían cancelado todos sus vuelos de este sábado, por lo que no saldrá ninguno de los previstos por estas compañías.
Los pasajeros de cinco vuelos europeos han empezado a facturar tras recibir una alerta de la compañía, como explicaba a Europa Press una pasajera desde el aeropuerto de la Ciudad Condal con destino a Berlín, que sería el primer vuelo que despegaría de forma inminente.
Los destinos de Moscú, Ámsterdam, Roma y Marrakech se perfilan como los próximos destinos que despegarán en Barcelona, teniendo en cuenta el aviso de facturación inmediata.
Primeros vuelos en Barajas
En cuanto a la situación de los aeropuertos, en Madrid-Barajas aterrizaron cerca de las ocho de la mañana un total de seis vuelos trasatlánticos, mientras que un total de 15 vuelos, entre salidas y llegadas, se han reanudado desde las 22.30 horas del viernes en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, al incorporarse a sus puestos más de la mitad de los controladores que debían hacerlo en el turno nocturno.
Por su parte, a las 12.58 horas despegó del aeropuerto de Gran Canaria el primer avión en España desde el cese de actividad de los controladores aéreos y lo hizo con destino a Luxemburgo.
Respecto a los Aeropuertos de Baleares, está previsto que el de Palma comience a operar a partir de las 18.00 horas un total de 37 vuelos (12 de llegadas y 25 de salidas) a través de las compañías Air Berlin, Air Europa y Swiss Air, según han informado a Europa Press fuentes de Aena, que han precisado que estas cifras pueden variar en función de las reprogramaciones que realicen las aerolíneas.
Hasta las 14.00 horas, se han cancelado en los Aeropuertos de Baleares un total de 297 vuelos de las 332 operaciones previstas para este sábado. Concretamente, se han anulado 214 conexiones en el aeródromo de Palma (114 de llegada y 100 de salida), donde están programados 247 vuelos.
Por su parte, se han cancelado los 50 vuelos previstos en el aeródromo de Ibiza, por lo que salvo que las aerolíneas reprogramen sus conexiones, este aeropuerto no comenzaría a operar hasta este domingo.
Mientras, se han anulado 33 de los 35 vuelos previstos en el Aeropuerto de Menorca (16 de llegada y 17 de salida).
Un día de "secuestro aéreo"
De este modo, después de 24 horas de caos, los aeródromos del Estado podrán comenzar a operar sus vuelos, después de que el espacio aéreo haya estado cerrado desde las 17.30 horas de este viernes, tras la decisión de los controladores aéreos de abandonar sus puestos de trabajo alegando un "ataque masivo de estrés y ansiedad".
La reapertura del espacio aéreo se ha producido horas después de que el Gobierno central haya decretado a las 13.00 horas el estado de alarma al considerar que a esa hora no se había producido una "normalización" del espacio aéreo.
Así, tras publicarse en el BOE el Decreto aprobado en el Consejo de Ministros, que declara el estado de alarma, los controladores aéreos están obligados a ir a trabajar, ya que, en caso contrario, estarán incurriendo en un delito de desobediencia tipificado en el Código Penal Militar, según ha informado en una rueda de prensa el vicepresidente primero y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha señalado que este estado permanecerá por un periodo máximo de quince días.
Por su parte, el ministro de Fomento, José Blanco, ha confiado en que en el transcurso de las próximas 24 ó 48 horas se pueda recuperar la normalidad en los aeropuertos españoles, si bien ha reconocido que habrá muchos vuelos que ya no podrán reanudarse por haber "caducado" el deseo de viajar de muchos ciudadanos.
Previamente a la declaración del estado de alarma, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, firmó la pasada noche, poco antes de las 23.00 horas, la orden que permitió a los militares tomar el control del espacio aéreo español.
De este modo, durante las últimas horas, el Ministerio de Defensa ha asumido la dirección del espacio aéreo español, de forma que el Ejército del Aire ha garantizado que se pudieran operar los vuelos de emergencias y de trasplantes de órganos.