Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades iraníes dan 24 horas al corresponsal de la BBC para abandonar el país

Las autoridades iraníes han dado un plazo de 24 horas al corresponsal de la televisión británica BBC, Jon Leyne, para que abandone el país. Desde Londres aseguran que la corresponsalía seguirá abierta incluso tras la partida de Leyne.
Un portavoz del Ministerio de Cultura y Guía Islámica ha confirmado la noticia, aunque sin explicar las razones de la expulsión. Sin embargo, la radio pública se ha referido a la "distorsión de las noticias relativas a la Respública Islámica de Irán y, en particular, de las noticias sobre las elecciones" al dar la noticia de su expulsión. También la agencia semioficial Fars ha acusado a Leyne de "enviar noticias e informaciones falsas".
Los medios extranjeros están sometidos a importantes restricciones como la prohibición de abandonar sus oficinas impuesta a los periodistas. Este domingo, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha emplazado a Estados Unidos y a Reino Unido a detener las injerencias en los asuntos internos iraníes.
"Está claro que con declaraciones precipitadas no llegaréis al círculo de amistad de la nación iraní. Por consiguiente, les aconsejo corregir su actitud de intromisión", ha afirmado Ahmadineyad.
Reacciones en Reino Unido

Por este tema, el ministro de Exteriores británico, David Miliband, ha asegurado que la comunidad internacional no ejerce absolutamente ningún tipo de influencia sobre los incidentes que se están desarrollando en Irán con motivo de las protestas postelectorales. En este sentido, Miliband ha rechazado "categóricamente la idea de que los manifestantes de Irán actúan manipulados o motivados por países extranjeros".
De igual modo, el ministro ha "deplorado" la decena de muertes registradas en Irán durante los enfrentamientos de este pasado sábado entre manifestantes reformistas y las fuerzas de seguridad. "Esta situación sólo puede terminar dañando a Irán a los ojos del mundo. Echar la culpa a los extranjeros no es excusa", ha sentenciado.