Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La autopsia revela indicios de que los niños de Valladolid pudieron haber tomado somníferos

Parricidio en ValladolidCuatro/CNN+
La autopsia practicada hoy a los dos hermanos hallados muertos en un domicilio de Valladolid ha revelado indicios de que pudieron haber tomado somníferos, aunque será el Instituto Nacional de Toxicología el que analice esta posibilidad, sin que por el momento se descarten otras causas que pudieron haber desencadenado la muerte.
El Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid ha informado en concreto de que los primeros resultados de la necropsia practicada en el Instituto Anatómico Forense de Valladolid a los dos niños se ha enviado al Instituto Nacional Toxicológico "ante la sospecha de que pudiera haberse utilizado alguna sustancia de somnífero", han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).
Las mismas fuentes han adelantado que los primeros resultados "de avance" procedentes del Toxicológico se conocerán previsiblemente durante los primeros días de la semana próxima.
Fuentes de la investigación han precisado que no se descarta la posibilidad de que otras causas hayan podido originar el fallecimiento de los pequeños, una opción que no se confirmará o desechará hasta obtener más datos sobre las circunstancias de los dos fallecimientos.
La madre continúa detenida
Mientras tanto, la madre de los pequeños, María del Carmen S.C, permanece detenida desde ayer en el Módulo Penitenciario del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, donde, debido a su estado psíquico y psicológico, aún no ha sido interrogada sobre lo ocurrido, si bien la Policía Nacional tiene intención de tomarle declaración mañana mismo en dichas instalaciones hospitalarias, según informaron fuentes policiales.
Respecto de su puesta a disposición judicial, y teniendo en cuenta que puede permanecer bajo arresto hasta 73 horas, el juez encargado de la investigación no tiene intención de interrogarla hasta que María del Carmen S.C. mejore de su actual estado psicológico.
Tenían 11 y 9 años
La tragedia que ha conmocionado a la sociedad vallisoletana fue descubierta poco después de las 19.30 horas de ayer, cuando la propia detenida, de 40 años y quien residía con sus dos hijos en el piso 12 D del número 7 del Edificio de San Cristóbal situado en la calle Adolfo Miaja de la Muela, en el barrio de Parquesol, llamó a la puerta de uno de sus vecinos para informar del doble óbito.
Hasta el lugar de los hechos se trasladaron efectivos sanitarios y policiales, quienes hallaron, tendidos sobre la cama de uno de los dormitorios, los cuerpos ya sin vida de ambos hermanos, una niña de 11 años y su hermano de 9, sin signos externos de violencia.
Acto seguido, se procedió a la detención de la madre, quien, al parecer, se encontraba separada de su marido desde hacía aproximadamente año y medio, situación que desde entonces la había sumido en una fuerte depresión.