Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez atribuye a Fabra un delito de falsedad documental

Carlos FabraCNN+
Tras cinco años de investigación, la titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Nules en Castellón, halla indicios de delito de falsedad documental en el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra. Incluye también a su esposa, María de los Desamparados Fernández; el empresario Vicente Vilar y la esposa de éste, Monserrat Vives. Por eso, ha pedido a las partes que se pronuncien sobre la apertura del juicio oral o el archivo de la causa.
En concreto, la jueza ha dado traslado de las actuaciones relacionadas con un posible delito de falsedad documental en el 'caso Fabra' a la Fiscalía Anticorrupción y a los imputados para que formulen escrito de acusación o soliciten el sobreseimiento de la causa. De esta forma, la juez ha dictado un auto de transformación de las diligencias previas abiertas para investigar un posible delito de falsedad documental en procedimiento abreviado.
Esta decisión de la juez instructora implica que se da traslado de las actuaciones a la Fiscalía Anticorrupción y, posteriormente, a las personas imputadas, para que en el plazo de 10 días soliciten la apertura de juicio oral o soliciten el sobreseimiento de la causa. También serviría para solicitar, excepcionalmente, diligencias complementarias. Asimismo, en este auto la juez indica que el fallecimiento del que fuera subdelegado del Gobierno en Castellón, Vicente Sánchez Peral, supone la extinción de su presunta responsabilidad penal.

Fabra no sólo esta imputado por este delito de falsificación, sino por otros relacionados con negociaciones prohibidas a funcionarios, tráfico de influencias y fraude a la Hacienda Pública. La causa abierta en el juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Nules se inició para investigar la supuesta falsificación de cuños, análisis químicos, sellos y firmas. Buscaron obtener las autorizaciones necesarias para comercializar plaguicidas procedentes de una empresa asiática.