Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un atentado en un tren deja al menos 68 muertos en India

Atentado en un tren en IndiaReuters
Al menos 68 personas han muerto y más de un 200 han resultado heridas tras el descarrilamiento de trece vagones de un tren de lujo provocado por una explosión en el noreste de India, que se salieron de los raíles y más tarde fueron arrollados por un tren de mercancías que circulaba por un vía anexa, según el último balance hecho público por las autoridades.
Las autoridades creen, además, que el número de víctimas podría aumentar, debido a que aún quedan algunas personas atrapadas en el amasijo de hierros en que ha quedado convertido el convoy.
El suceso se produjo a la 1.30 horas del viernes (23.30 horas del jueves en la España peninsular), cuando un convoy de un tren tipo Gyaneshwari Super Deluxe Express, que cubría la ruta entre Bombay y Calcuta, descarriló y más tarde fue arrollado por un convoy de mercancías a la altura de la localidad de Sardiya.
Los maoístas reivindican el atentado
El Comité contra las Atrocidades de la Policía (PCPA, por sus siglas en inglés), que cuenta con el respaldo de los maoístas, ha reivindicado este viernes el atentado contra un tren de lujo en el que han muerto al menos 68 personas, según el último balance oficial, y más de 200 han resultado heridas en el estado de Bengala Occidental. El convoy descarriló al parecer por una explosión y fue arrollado a continuación por un tren de mercancías.
Según la agencia india PTI, el PCPA ha reivindicado la autoría del descarrilamiento del Howrah-Kurla Lokmanya Tilak Gyaneshwari Super Deluxe Express ocurrida anoche en el distrito de Midnapore Occidental, a unos 150 kilómetros de Calcuta. "PCPA dejó dos posters cerca de las vías del tren atribuyéndose claramente la responsabilidad del descarrilamiento", ha indicado a la agencia un responsable policial en Calcuta.
"Previamente habíamos reclamado la retirada de las fuerzas de seguridad conjuntas de Jangalmahal (Midnapore Occidental, Bankura y Purulia) y el fin de las atrocidades de la Policía, pero esas demandas no se cumplieron", rezan los carteles, que están ya en manos de la Policía.
La ministra de Ferrocariles india, Mamata Banerjee, ya había señalado a los maoístas como posibles autores del atentado. Tras desplazarse al lugar de los hechos, anunció compensaciones de 500.000 rupias (unos 8.690 euros) para los familiares de las víctimas y 100.000 rupias para los heridos.
Éste es el segundo atentado de los maoístas contra civiles este mes, después de que hiciera explotar una bomba en un autobús en el distrito de Dantewada, en Chhattisgarh, el pasado 17 de mayo, cobrándose la vida de al menos 36 personas, entre ellas doce policías de los servicios especiales.