Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un asteroide pasará este martes a 324.000 kilómetros de la Tierra

El asteroide 2005 YU55 pasará este martes a una distancia menor que la órbita de la Luna.Archivo

Los expertos aseguran que a pesar de la cercanía de su trayectoria no representa un peligro para la Tierra.

El asteroide 2005 YU55, que en su día fue calificado como una amenaza para la Tierra, pasará este martes a 324.600 kilómetros del planeta, una distancia menor que la órbita de la Luna.
A pesar de la cercanía de este encuentro, el astrofísico del Planetario de Pamplona, Fernando Jáuregui han asegurado que "no hay ningún peligro de colisión" y ha explicado que la única consecuencia será un cambio en la órbita del asteroide, consecuencia de la fuerza de la gravedad ejercida por la Tierra.
Así, Jáuregui ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que "no hay ninguna posibilidad" de que el paso del cuerpo pueda tener consecuencias en el planeta. "Los asteroides rodean el Sol y cada cierto tiempo coinciden con algún planeta, cada uno se desplaza en su órbita así que lo que ocurrirá el próximo martes es que se cruzarán y cada uno seguirá su camino", ha apuntado.
En este sentido, ha señalado que la "única consecuencia" que va a tener este episodio es que la gravedad de la Tierra "tirará del asteroide y modificará su órbita" ya sea "para alejarlo y que nunca más se le vuelva a ver o para acercarlo". Jáuregui ha explicado que esta "influencia" de la Tierra sobre 2005 YU55 se debe a la diferencia de tamaños. La Tierra tiene un diámetro de 13.000 kilómetros mientras que el asteroide tiene 400 metros.
El tamaño también es una de las razones por las que, "en caso de que ambos cuerpos colisionaran" las consecuencias en la Tierra no serían consideradas como "una catástrofe". "Un asteroide del tamaño de YU55 causaría daños en un radio muy amplio alrededor del lugar de su caída, pero no una catástrofe mundial" ha explicado el experto, quien ha apuntado que son los que tienen un diámetro superior al kilómetro los que podría "destruir el planeta" como, por ejemplo, ocurrió en la época de los dinosaurios y llevó a la extinción de la especie. "Se cree que aquel cuerpo tenía 10 kilómetros de diámetro", ha añadido.
El astrofísico ha indicado que los expertos "estudian sólo los asteroides grandes" a los que "realizan un seguimiento" para calcular su recorrido.
Así, ha señalado que los observatorios "sabrían con antelación si uno de estos cuerpos va a chocar contra la Tierra" con "un tiempo suficiente como para buscar una posible solución".
Sobre lanzar una nave o cohete que destruyera el asteroide en el espacio, Jáuregui ha apuntado que "nunca se ha hecho" y puede "que haya expertos que lo barajen como posibilidad" aunque ha asegurado que se trataría de un plan "que llevaría mucho tiempo planificar y que costaría mucho dinero".
2005 YU55 pasará a poco más de 324.000 kilómetros del planeta, es decir, a una distancia menor de la que se encuentra la Luna. De este modo, el astrofísico ha señalado que se podrá ver con telescopios convencionales.
Seguimiento de la NASA
Por su parte, la NASA ha anunciado que está realizando un seguimiento del asteroide desde una red de radiotelescopios situados en Goldstone (California) y desde el radar de Arecibo (Puerto Rico).
Sin embargo, la agencia ha aclarado que la "misión", que comenzó el pasado 4 de noviembre y terminará el 10 de noviembre, no tiene nada que ver con la "peligrosidad" del suceso, sino que los expertos aprovecharán la cercanía del cuerpo rocoso para estudiar su composición.
La órbita del asteroide 2005 YU55 le hace pasar cerca de la Tierra, Venus y Marte. Sin embargo, este encuentro es el más cercano que esta roca espacial ha protagonizado en los últimos 200 años, según ha asegurado la NASA.
Los científicos han explicado que la última vez que un asteroide de este tamaño se acercó tanto a la Tierra fue en 1976.