Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas asegura que el modelo de financiación deberá respetar el Estatut

El líder de CIU, Artur Mas, ha asegurado que la Generalitat de Catalunya no debe aceptar rebajas en un hipotético acuerdo sobre financiación autonómica. Y es que desde Convergencia I Unió no están dispuestos a aceptar un modelo de financiación autonómica que no respete escrupulosamente lo que dice el Estatut. Son declaraciones Artur Mas en el programa 'Cara a Cara' de CNN+ .
A juicio de Mas la crisis no es excusa para incumplir la ley, sobre todo, cuando este asunto se debió zanjar hace once meses, fecha limite que contemplaba el Estatuto de Autonomía de Cataluña para la entrada en vigor de la nueva financiación en esa comunidad.
Además el líder de Convergencia I Unio se ha referido a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut y ha asegurado que no entiende por qué los magistrados llevan tres años deliberando. Además, Mas considera que si el alto tribunal toca el texto se entrará en un conflicto de legitimidades entre el pueblo catalán, que lo aprobó en referéndum, y doce jueces que anularan la voluntad popular. Por eso, ha manifestado que cree que la peor solución sería la sentencia interpretativa.
Castells es positivo
Sin embargo, el consejero de Economía, Antoni Castells, ha reconocido también este jueves que se avanza hacia ese acuerdo y que el Gobierno catalán empieza a ver la luz al final del túnel. Castells ha reconocido por primera vez que hay condiciones para alcanzar un acuerdo sobre financiación autonómica.
Según el consejero de Economía, se ha avanzado en el modelo y la cuantía que recibirá Cataluña y que sin estos avances hubiese sido imposible vislumbrar un acuerdo. Aún así, Castells si que se ha querido mostrar cauteloso ya que estos progresos todavía no son ni definitivos ni suficientes. Tampoco ha querido entrar en si el acuerdo se podrá alcanzar antes del 15 de julio, la última feche que el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, fijó como fecha límite para cerrar la negociación.