Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 10 años para reconstruir Haití

El primer ministro haitiano dice que la reconstrucción de las 250.000 viviendas destruidas en de Puerto Príncipe podría durar diez años y que las autoridades del país aún no saben cómo realojar a los cerca de un millón de haitianos que han quedado sin hogar desde la catástrofe.
Ya son algo más de 500 los campamentos improvisados situados en las afueras de la capital haitiana en los que se resguardan los desplazados por el seísmo, ha señalado Bellerive. "Aún estamos en una situación muy complicada", ha indicado el primer ministro haitiano. "Todavía no tenemos una clara visión de ciertos problemas (...) cómo vamos a realojar a toda esa gente".
Bellerive, un economista que fue nombrado como primer ministro apenas dos semanas antes de que se produjese el terremoto, asegura que las condiciones en ciertas áreas del país están mejorando, pero también apuntó que las cuestiones relacionadas con dar refugio a los desplazados eran el mayor problema para su Gobierno.
La inminente llegada de la época de lluvias y la situación sanitaria en los campamentos -la mayoría de ellos no disponen de letrinas ni lavabos- está comenzando a ser una gran preocupación para las autoridades haitianas.
Aunque algunos expertos sanitarios han alertado sobre un aumento de infecciones de tétanos y otras enfermedades, el primer ministro haitiano ha señalado que no se han producido grandes brotes. "Creemos que tenemos controlado cualquier brote o epidemia", dijo. "Hasta el momento no se ha registrado ninguna epidemia", ha insistido.
España se preocupa por Haití
Los ministros de Asuntos Exteriores y Defensa, Miguel Ángel Moratinos y Carme Chacón, respectivamente, comparecen este miércoles ante el Pleno del Congreso para informar sobre las actuaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo tras el terremoto en Haití, incluyendo el envío de 450 militares y de un buque hospital.
El pasado 22 de enero, el Consejo de Ministros acordó enviar a Haití dos unidades militares en misión humanitaria al país caribeño. En concreto, el Gobierno decidió mandar una unidad de búsqueda y rescate de la Unidad Militar de Emergencias, con un total de 37 efectivos y tres aviones de transporte, y una agrupación táctica, cuya entidad máxima se fijó en 450 efectivos.
El grueso de ese contingente partió desde la base de Rota (Cádiz) hacia Haití el pasado 23 de enero a bordo del buque anfibio de la Armada 'Castilla', un buque hospital que cuenta con dos grandes quirófanos.
Del contingente español también forman parte efectivos destinados a la seguridad, una unidad de ingenieros zapadores, otra para atender a los tres helicópteros que lleva el 'Castilla' y otra unidad para encargarse de las lanchas de desembarco. En el envío, que busca fundamentalmente atender a la población, se han incluido también dos plantas potabilizadoras.
El Senado, por su parte, ha avalado que el Gobierno español preste ayuda humanitaria "durante el tiempo necesario" a los damnificados por el terremoto del pasado 12 de enero en Haití y le ha pedido que cuando termine esta fase siga asistiendo al país caribeño en la reconstrucción.