Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

220 años de prisión para los secuestradores del "Alakrana"

Alakranacuatro.com
Así consta en el escrito de acusación presentado ante la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal del Alto Tribunal después de que el Juez Instructor Santiago Pedraz concluyera el sumario contra "Abdu Willy" y "Raageggesey Adji Haman" en el mes de julio.
El fiscal también reclama que ambos son mayores de edad, y que por tanto han de indemnizar con 100.000 euros a cada uno de los 36 marineros secuestrados, así como a la empresa propietaria del buque, "Echevaster Fleet S.L.U." en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia, por los daños causados.
Según fuentes del Ministerio Público," el atunero Alakrana fue liberado en el mes de noviembre del año pasado, después de haber estado 47 días en cautiverio en aguas del Océano Indico; la liberación se llevó a cabo tras el pago de un rescate cuya cuantía se desconoce".
El rescate que ha sido negado por el Gobierno, ha sido investigado por el Juez Santiago Pedraz de forma paralela en otra causa relacionada con la supuesta trama financiera que pudo intervenir en la liberación del pesquero vasco e intermediar en el pago de un posible rescate, un sumario que el juez también concluyó.
47 días en alta mar
Los 36 tripulantes del pesquero vasco Alakrana, 16 de ellos españoles, fueron secuestrados en octubre del pasado año, por un grupo de piratas somalíes cuya intención era obtener un rescate del armador a cambio de la liberación de los pescadores.
"Tras varios días de cautiverio los asaltantes al ver que buques de la Comunidad Internacional intentaban retenerlos, disminuyeron la velocidad y se refugiaron en un puerto con el propósito de iniciar negociaciones" según ha señalado el fiscal.
"Varias de las pertenencias de los secuestrados fueron arrojadas a alta mar, propiedades que fueron sustraídas por los procesados para lucrarse económicamente". Así concluye el sumario que el Juez Pedraz cerró el pasado mes de julio,