Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La alerta es ahora por lluvias y viento

Un total de trece comunidades autónomas estarán el martes en alerta por lluvia, viento y temperaturas mínimas. En concreto, un total de cinco provincias permanecerán en nivel naranja (riesgo extremo) debido a las nevadas (León y Palencia) y por alerta en la costa de Lugo, A Coruña y Pontevedra, mientras que otras 40 estarán en nivel amarillo (riesgo), en su mayoría de Castilla y León, norte de Andalucía, Cataluña y Aragón, así como en la costa atlántica y cantábrica.
Entre otros fenómenos significativos, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) pronostica precipitaciones localmente fuertes y persistentes en Galicia y áreas del suroeste peninsular, además de rachas de viento muy fuerte en algunas zonas altas de la Península y del litoral.
En cuanto a la predicción, se esperan cielos muy nubosos con precipitaciones débiles o moderadas que se extenderán de oeste a este a lo largo de la jornada en la Península y Baleares, que podrán ser localmente persistentes o fuertes en Galicia y áreas del suroeste peninsular. Las lluvias serán más débiles y dispersas cuanto más al este, sobre todo en el área mediterránea. En Canarias, los cielos estarán poco nubosos.
Suben las temperaturas, pero poco
La cota de nieve baja y se situará en el tercio norte peninsular entre los 900 y los 1.300 metros, en el centro entre los 1.300 y los 1.600 metros y en el tercio sur entre los 1.500 y los 2.200 metros.
Las temperaturas máximas experimentarán un moderado ascenso en Península y Baleares, mientras que las mínimas sufrirán un ligero o moderado ascenso en el oeste peninsular, que será localmente notable en el noroeste. También se producirán heladas débiles o moderadas en áreas del interior de la mitad norte. Por último, se esperan fuertes vientos en Galicia, Cantábrico, Baleares, Alborán y zonas altas de la Península.
La mañana del lunes, España amaneció cubierta de un manto blanco. El hielo y la nieve fueron protagonistas en el centro y la mitad norte del país y, en menor medida, también en el sur.
Barajas y los trenes, afectados
El aeropuerto de Madrid opera, desde las 13.00 horas, con las cuatro pistas tras cancelar los procedimientos de baja visibilidad, en una jornada en que las operaciones de deshielo de aeronaves y la intensa niebla han afectado a la operatividad provocando demoras y cancelaciones. Las complicaciones han sido la tónica de todo el día y los operadores han cancelado más de 270 vuelos.
Por otro lado, las malas condiciones meteorológicas en Reino Unido, Francia, Alemania, Portugal, Bélgica e Italia han influido en los vuelos entre dichos países y Madrid, provocando cancelaciones y retrasos.
Mientras, los AVE entre Madrid y Andalucía y Madrid y Barcelona han circulado con hasta 30 minutos de retraso como consecuencia de las limitaciones de velocidad de los trenes en varios tramos afectados por las nevadas.
También se han producido retrasos similares en todas las líneas entre Madrid y Levante (Valencia, Alicante y Murcia) y cortes en varias líneas de media distancia del norte de la península: se trata de los trayectos León-Asturias, Pamplona-Alsasua, Palencia-Reinosa y Burgos-Vitoria. Por su parte, el servicio de Cercanías de Madrid ha registrado retrasos de una media de 10 minutos.
Miles de niños sin colegio
El temporal también ha alargado las vacaciones de miles de niños. Concretamente más de 160.000 escolares se han quedado en casa a consecuencia del mal tiempo. Las comunidades más afectadas han sido Castilla-La Mancha, con 100.000 alumnos perjudicados; Castilla y León, con 24.364, y Asturias, que ocupa el tercer lugar, con 20.000 estudiantes que no han podido asistir al colegio "con normalidad".
En el caso de Castilla-La Mancha, la provincia de Albacete es la que ha presentado más problemas, con 10.029 alumnos sin clase.
Carreteras cortadas
La nieve caída sobre las carreteras afectaba a última hora de la tarde a más de 200 tramos de carreteras de la red secundaria, 49 de los cuales tuvieron que ser cerrados, mientras en la red principal el tráfico fue mejorando según se acercaba la noche.
El sur, cubierto de nieve
El temporal ha afectado a zonas de otras comunidades autónomas tradicionalmente menos castigadas por los rigores del invierno. En Sevilla, donde hacía más de 50 años que no nevaba, un tren que cubría el trayecto Madrid-Cádiz se ha salido de la vía.
El descarrilamiento del convoy no ha causado heridos entre sus 200 pasajeros. Según fuentes de Renfe, tuvo problemas en la rodadura y descarriló parcialmente, ocupando las dos vías de ancho convencional que impidieron la entrada de otros trenes a la estación sevillana de Santa Justa.