Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un obispo alemán dimite tras admitir maltrato a menores

Monseñor Walter Mixa escribió al Santo Padre ofreciéndole su renuncia de esta diócesis del estado de Baviera, en el sur de Alemania, de mayoría católica.
"Con su renuncia, quiere evitar un mayor daño a la Iglesia y permitir una renovación", ha explicado la Diócesis Augsburgo en un comunicado, después de que la información saliese publicada en la prensa alemana.
Ex alumnos del orfanato católico de Schrobenhausen acusaron al prelado de maltrato físico en la década de los 70, cuando Mixa era sacerdote. "Pido una vez más perdón a todos aquellos con los que pude ser injusto y a todos aquellos a los que provoqué problemas", ha dicho en el comunicado de la diócesis.