Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tasa de ahorro de los hogares alcanzó su máximo anual en 2009

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro se situó en el 18,8 por ciento de su renta disponible en 2009, máximo anual desde que se inició la serie en el año 2000 y cifra 5,9 puntos superior a la de 2008, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).
En el cuarto trimestre del año pasado, la tasa de ahorro de los hogares españoles alcanzó el 24,7 por ciento, su valor máximo trimestral hasta la fecha, porcentaje que además superó en 1,3 puntos al de un año antes.
Tomando como referencia los últimos cuatro trimestres (desde el primer trimestre de 2009 al cuarto trimestre de ese mismo año) esta tasa repunta hasta el 18,8 por ciento de su renta disponible, casi medio punto más respecto al periodo precedente.
El repunte de la tasa de ahorro de los hogares durante 2009 se debió al crecimiento en un 1,1 por ciento de su renta disponible bruta y a la reducción en un 5,5 por ciento de su gasto en consumo final. En conjunto, el valor total de ahorro de los hogares españoles se situó en 135.925 millones de euros el año pasado.
El ahorro generado por los hogares, unido a un saldo positivo de 5.675 millones de euros por las transferencias netas de capital percibidas, fue suficiente para financiar el volumen de inversión de este sector, que alcanzó los 66.996 millones de euros el año pasado, un 26,4 por ciento menos que en 2008.
De esta forma, los hogares presentaron en 2009 una capacidad de financiación de 74.604 millones de euros, el equivalente al 7,1 por ciento del PIB y cifra más de once veces superior a la de 2008 (6.533 millones de euros).
La necesidad de financiación de las administraciones públicas se duplica
En contraste con la situación de los hogares, las administraciones públicas registraron el año pasado una necesidad de financiación de 117.604 millones de euros, dato equivalente al 11,2 por ciento del PIB y, según el INE, "estrictamente coherente" con el trasmitido el pasado 31 de marzo a las autoridades europeas en el marco del protocolo sobre déficit excesivo.
La necesidad de financiación de las administraciones públicas ha pasado de los 44.233 millones de euros de 2008 a más de 117.000 en 2009, crecimiento que se debió a la caída de su renta disponible en un 24,6 por ciento y al repunte en un 5,3 por ciento de su gasto en consumo final. En consecuencia, el ahorro total generado por el sector fue de -54.269 millones de euros en 2009.
El descenso de la renta disponible de las AA.PP. fue consecuencia de los menores impuestos netos percibidos (-15,1 por ciento), especialmente de los ligados a la producción y a las importaciones (-16,4 por ciento), aunque también bajaron los vinculados a la renta y el patrimonio (-14 por ciento).
Por su parte, las sociedades no financieras elevaron su renta disponible un 25,8 por ciento el año pasado. Aunque su excedente de explotación se redujo en un 2,2 por ciento, la caída se vio compensada por la mejora de las rentas de propiedad y de las transferencias corrientes percibidas y por el descenso en un 25 por ciento del pago del Impuesto sobre Sociedades.

Economía recorta a la mitad su necesidad de financiarse
La inversión realizada en 2009 por las sociedades no financieras fue un 21,1 por ciento inferior a la de 2008, lo que provocó que la necesidad de financiación de este sector se redujera en casi 60.000 millones de euros, desde los -82.607 millones de euros de 2008 a -23.344 millones de euros en 2009, el equivalente al 2,2 por ciento del PIB anual.
Finalmente, las instituciones financieras presentaron en 2009 una capacidad de financiación de 17.047 millones de euros, el 1,6 por ciento del PIB. Esta cifra es inferior en más de 4.000 millones de euros a la de 2008, que fue de 21.357 millones de euros.
Teniendo en cuenta las cuentas de todos estos sectores, la economía nacional situó en 2009 su necesidad de financiación en 49.297 millones de euros, la mitad que en 2008 (-98.950 millones de euros) y cifra equivalente al 4,7 por ciento del PIB, porcentaje a su vez 4,4 puntos inferior al de 2008.