Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ahorro familiar logra su máximo nivel con el 23,7 por ciento de su renta

Banco de EspañaReuters
Las familias cada vez ahorran más. Según el Instituto Nacional de Estadística, los hogares españoles y las instituciones sin ánimo de lucro alcanzaron en el cuarto trimestre de 2008 el 23,7 por ciento de su renta disponible; esto es 3,7 puntos más que el año anterior. Así, se ha alcanzado el récord en ahorro desde que se creó el indicador hace nueve años.
Con este repunte la renta disponible ha aumentado un 4,3 por ciento, consiguiendo 192.908 millones. El crecimiento del capital se debe a la subida del saldo de las rentas primarias (1,9%), en el que destacan los incrementos del excedente de explotación y renta mixta (4,2%) y de la remuneración de asalariados (1,7%). Aunque los beneficios por propiedad recibidos descendieron un 9,2 por ciento.
El INE ha señalado que los hogares españoles gastaron menos, concretamente un 0,6 por ciento. Esto hizo que la economía familiar aumentase un 24 por ciento. Todo esto, junto al saldo positivo por las trasferencias netas de capital percibidas fue suficiente para financiar la inversión, aunque un 23,6 por ciento menos respecto al 2007.
Sociedades no financieras y administraciones públicas
Las sociedades no financieras también consiguieron aumentar su renta al contrario que las administraciones públicas que la redujeron. Las sociedades no financieras la incrementaron un 52,2 por ciento entre octubre y diciembre de 2008 gracias a la reducción del Impuesto sobre Sociedades y al mantenimiento del montaje de trasferencias corrientes netas pagadas al resto de sectores. Por el contrario, sus rentas primarias descendieron un 5 por ciento. Finalmente el sector consiguió disminuir su necesidad de financiación.
En cuanto a las administraciones públicas, su renta se redujo un 26,1 por ciento en el cuarto trimestre de 2008. La disminución se debió al descenso interanual de los impuestos netos tasado en un 20,5 por ciento, y al posicionamiento de las cotizaciones sociales percibidas por debajo de las prestaciones pagadas, un 0,9 por ciento frente al un 6,6 por ciento. Así, el gasto de las administraciones se incrementó un 9 por ciento por lo que presentaron necesidad de financiación por valor de 41.840 millones.