Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La acusación inicia su argumentación contra Karadzic

Radovan KaradzicReuters
Los fiscales han iniciado su argumentación contra Radovan Karadzic por crímenes de guerra durante el conflicto de Bosnia (1992-95) pese a que, por segundo día consecutivo, el ex dirigente serbo-bosnio ha optado por no comparecer ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), que le juzga desde el lunes.
Karadzic ha negado los once cargos de crímenes de guerra que se le imputan, incluidos dos por genocidio por la masacre de 8.000 hombres y niños musulmanes bosnios en Srebrenica y por otras atrocidades.
El fiscal ha pasado los doce primeros minutos de su declaración de apertura describiendo como el "comandante supremo" orquestó campañas de limpieza étnica para erradicar a los musulmanes de Bosnia, incluido los 43 meses de asedio a Sarajevo.
"Este caso es sobre ese comandante supremo. Un hombre que aprovechó las fuerzas del nacionalismo, el odio y el miedo para llevar a la práctica su visión de una Bosnia étnicamente separada, Radovan Karadzic", ha subrayado el fiscal.
Karadzic no estaba presente en la sala para oír estas palabras, cumpliendo con su promesa de boicotear el procedimiento judicial argumentando que necesita más tiempo para preparar el juicio.
El juez que preside la sala ha advertido nuevamente a Karadzic de que debe comparecer ante el tribunal, ya que de lo contrario se le asignará un abogado de oficio y será juzgado en rebeldía.