Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los actores proclaman en Madrid su adhesión a la huelga

"Esta huelga general debería ser un grito, un plante y una línea a seguir por parte del movimiento obrero y la sociedad civil española, a fin de defender el patrimonio que heredamos de nuestros antepasados y el futuro de nuestros hijos", afirmó la escritora Almudena Grandes, encargada de dirigir el acto, al que acudieron Juan José Millás, Adriana Ozores, Miguel Ríos, Pilar Bardem y Antonio Carmona, entre otros.
El presidente de la Unión de Actores de Madrid, Jorge Bosso, tomó la palabra a continuación para destacar "el apoyo que la cultura ha brindado siempre a los movimientos sociales". "Nosotros vamos a la huelga, porque hay una reforma laboral abusiva que nos afecta a todos los trabajadores", añadió. Asimismo, Bosso reclamó "respeto para los profesionales de la cultura, que representa un arma cargada de futuro". "Queremos que quede claro: esto no es una huelga contra un partido político, porque también estamos en contra de la situación en que la cultura se encuentra en Madrid", criticó.
"Dicen las estadísticas que representamos el 5 por ciento del Producto interior Bruto, pero nosotros también queremos ser el Producto Interior Culto de este país", según Bosso. El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, censuró la reforma laboral recientemente aprobada, ya que legitima "una simple gripe como causa de despido". "Ni en nuestras peores pesadillas,¡ni en los mejores sueños de -el presidente de la patronal CEOE- Gerardo Díaz Ferrán!", exclamó. Además, Fernández Toxo explicó que "no todo es oropel en el mundo de la cultura, donde existe mucha precariedad, al igual que en la investigación, dos campos de importancia capital para el desarrollo de una sociedad sana".
A su vez, el máximo responsable de la Unión General de Trabajadores, Cándido Méndez, aseguró que "la cultura no es un adorno. Por supuesto que tiene incidencia en términos económicos, pero es mucho más que eso: es necesario enseñar valores a las personas". Durante el acto se leyeron tres manifiestos, dos de ellos promovidos por trabajadores del mundo de la culturay un tercero que ha sido respaldado por numerosas universidades y organizaciones estudiantiles.
La lectura del primer texto, "Manifiesto de la cultura", correspondió a los actores y actrices Juan Diego, Laura Rodríguez, Carlos Canut y Vicente Cuesta, quienes exigieron sus "derechos como trabajadores de la cultura" y el reconocimiento de su "dignidad como artistas". El escritor Juan José Millás, la actriz Adriana Ozores y el cantante Miguel Ríos se encargaron de recitar el "Manifiesto promovido por los trabajadores de la cultura", que define la huelga general como "una llamada a todos los ciudadanos para manifestar su oposición a una Europa gobernada por mercaderes".
También hubo momentos emotivos en recuerdo del recientemente fallecido José Antonio Labordeta, y Almudena Grandes agradeció el apoyo que brindaron desde la distancia el cantautor Joaquín Sabina, el actor José Sacristán y el escritor José Manuel Caballero Bonald. Ana Márquez y Leire Zarain, ambas estudiantes universitarias, enunciaron las reclamaciones del "Manifiesto promovido por profesores de Universidad y profesionales de las distintas especialidades".