Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los acreedores de GM aceptan una nueva propuesta del Tesoro estadounidense

General MotorsReuters
El Departamento del Tesoro estadounidense ha hecho una propuesta de canje de deuda a General Motors que facilitará la salida de la crisis de la automovilística. Es un paso clave en la viabilidad de la compañía. Según los términos de la nueva propuesta, el Tesoro estaría dispuesto a constituir una nueva compañía que asumiría la mayor parte de los activos de la actual General Motors y en la que también participarían los trabajadores del grupo y los acreedores.
Con este nuevo planteamiento cambiarían la deuda que la compañía les debe por hasta un 10 por ciento inicial de las acciones, que puede convertirse en el 25 por ciento a largo plazo. El Tesoro norteamericano daría 50 mil millones de dólares, 35 mil millones de euros. Así, el gigante de Detroit podría acudir al Comité de Quiebra con una mejor situación para reflotar a la automovilística y crear una nueva General Motors.
Este ofrecimiento por parte del Tesoro de Estados Unidos se produce después de que un grupo formado por los principales acreedores de la empresa, que acumulan un 20% de la deuda, hayan aceptado la oferta de convertir la deuda no asegurada de 27.200 millones de dólares (19.568 millones de euros al cambio actual) a cambio de hacerse con un 10% del capital de General Motors.
Asimismo, los acreedores van a mantener una opción para ampliar su participación en el consorcio automovilístico hasta alcanzar el 15% del capital total, a cambio de que apoyen la venta de activos de la compañía a una nueva empresa que se formaría bajo protección judicial.