Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exalcalde detenido por abusar de un niño de 4 años defiende que fue él quien lo inició

Un exalcalde detenido por abusar sexualmente de un niño de 4 años defiende que fue él quien lo inicióTrumbull County Sheriff’s Office

Ocho cargos de violación y otros 12 de intento de violación a un menor son los cargos a los que se enfrenta Richard Keenan. Con 65 años y tras llegar a ser alcalde de su ciudad natal, este abuelo de 3 nietos ha confesado que abusó sexualmente de un niño desde 2013 hasta junio de 2016. Aún así, la declaración realizada a su esposa y un clérigo puede llegar a no usarse como prueba en el juicio por diversas leyes de Ohio.

Richard Keenan, de 65 años, era un respetable vecino de Hubbard, una pequeña localidad de apenas 8.000 habitantes de Ohio. Entró en su Ayuntamiento a finales de la década de los 90 y poco a poco fue subiendo peldaños hasta llegar a ser su alcalde en 2010 y 2011. Tras alejarse del poder, su vida junto a su esposa Diana, sus tres hijas y sus tres nietos parecía modélica hasta que el pasado agosto salió a la luz su verdadero rostro.
El 18 del pasado mes, la Policía le arrestó acusado de ocho cargos de violación y otros 12 de intento de violación a un menor. Según revela ahora el Youngstown Vindicatorlos abusos sexuales comenzaron en 2013, cuando el niño tenía 4 años, y se prolongaron hasta junio de 2016. A pesar de su testimonio, Keenan se declaró inocente ante el juez de primera instancia. 
Casi un mes después de su detención, se ha conocido de la mano del fiscal más detalles sobre el caso. El hecho más relevante es la confesión que hizo el exalcalde al ser preguntado por su esposa. "Sí, lo hice", fue su respuesta. Esta revelación se produjo durante una "terapia de grupo" en un centro psiquiátrico. Y es que el acusado ingresó voluntariamente en él al admitir que tenía deseos suicidas.
Keenan, en conversaciones con el personal médico, su mujer y un clérigo relató "en profundidad" las contactos sexuales. En ellas, el exalcalde culpa a la vícitima de iniciar los actos, incluso lo califica como un "participante dispuesto". Aún así, no está claro que la declaración sea admitida en el juicio, ya que su abogado ha solicitado que no se use como prueba.
La decisión del letrado la ha tomado apoyándose en varias leyes de Ohio. En ellas se estipula que no se puede obligar a testificar ni al cónyuge de un acusado, ni a un clérigo al que le haya realizado una confesión directa. Aún así, el proceso judicial se iniciará el próximo 24 de abril, hasta entonces Keenan permanece en libertad bajo una fianza de 67.000 euros.