Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zuma será investido como nuevo presidente de Suráfrica

Zuma dando gracias por su victoriaReuters
El partido de Nelson Mandela, con Jacob Zuma a la cabeza, ha sido proclamado este domingo vencedor oficial de los comicios generales celebrados el pasado miércoles en Suráfrica. El CNA ha ganado con un 65,90 por ciento de votos y 264 legisladores de los 400 que componen la Asamblea Nacional. Pese a su arrollador triunfo, se ha quedado a unas décimas de los dos tercios de la Cámara.
La proclamación oficial de resultados se ha llevado a cabo en un acto en Pretoria al que ha asistido el líder del CNA, Jacob Zuma, junto con los dirigentes de otros partidos, las autoridades de la Comisión Electoral Independiente (CEI) y el actual presidente sudafricano, Kgalema Motlanthe.
En el acto, Pansy Tlakula, directora ejecutiva de la CEI, ha destacado el "entusiasmo" con que se han desarrollardo las elecciones, en las que ha participado el 77,3 por ciento del electorado. Tlekula también ha recordado que, por primera vez, se han "extendido el derecho constitucional al voto a todos los sudafricanos residentes en el extranjero".
Los resultados electorales y el número de legisladores que obtiene cada partido en la Asamblea nacional se han mostrado en las grandes pantallas del centro de recuento de la CEI, mientras una lluvia de papel caía sobre la mesa presidencial y se entonaba música africana.
Tras su elección por el legislativo, Zuma será investido como jefe del Estado y del Gobierno de Suráfrica en un acto que se celebrará en la Casa de Gobierno de Pretoria el próximo 9 de mayo. Las sospechas de corrupción que pesan sobre Zuma y las acusaciones de que podría reformar la Constitución para favorecer a su partido, no han influido para que el partido gubernamental bajara en votos.