Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero termina el debate recalcando que su discurso no era una despedida

Si el cara a cara con Mariano Rajoy fue duro y bronco, este miércoles el presidente del Gobierno también ha tenido que afrontar duras palabras contra su gestión. La diputada de UPyD en el Congreso Rosa Díez ha acusado a Zapatero de ser "el principal responsable" de la vuelta a las instituciones vascas y navarras de "los testaferros de ETA" y le ha advertido de que "no habrá días en el calendario para perdonar lo que ha hecho". Los representantes de BNG, CC, UPyD y UPN han intervenido en la segunda jornada del debate, que cerrará el portavoz del grupo socialista José Antonio Alonso.
En su primera intervención en el debate sobre el estado de la nación, Rosa Díez ha asegurado que el país está peor que hace un año, "aún peor" en lo político por la aparición de Bildu, pero también en lo económico. "Nos deja usted el país en situación de emergencia", le ha dicho al presidente, al que le ha presentado el decálogo de reformas que exige UPyD ante la situación.
La portavoz le ha vuelto a pedir a Zapatero que convoque elecciones porque el país ya ha "perdido un tiempo precioso mientras usted se aferra a la Moncloa". Ya se ha despedido, lo hizo ayer. Haga lo que suele hacer la gente después de despedirse: marcharse", le ha dicho al presidente.
El portavoz del BNG en el Congreso de los Diputados Francisco Jorquera ha exigido al Gobierno la supresión de las diputaciones provinciales y el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, ha admitido que el esquema institucional actual no puede continuar "tal y como está ahora".
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha presumido de las reformas sociales que ha emprendido su Gobierno a lo largo de esta última legislatura, a la vez que se ha alegrado de que el estado de Nueva York haya legalizado el matrimonio entre homosexuales. En respuesta a la intervención de los miembros del Grupo parlamentario Mixto durante el Debate para el Estado de la Nación, el jefe del Ejecutivo ha enumerado los "derechos democráticos nuevos" que, a su juicio, han adquirido los españoles gracias a su Gobierno en estos últimos siete años.
Si bien ha reconocido que "se puede mejorar mucho la eficiencia en la Sanidad", Zapatero ha afirmado que sí se ha avanzado en la materia aunque "hay cosas que se pueden hacer con más sinergia en la gestión y pueden reducir costes sin duda".Es más, ha resaltado el nuevo régimen de derechos ante el divorcio. En su opinión, España de esta forma se ha homologado a los países más avanzados, suprimiendo la causalidad del divorcio, "propia de otros tiempos".
Durante la primera jornada del debate sobre el estado de la nación, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho acusaciones muy duras al presidente del PP, Mariano Rajoy, en las réplicas y contrarréplicas que han mantenido: "Yo le acuso de dar cifras sobre nuestra riqueza, renta per capita y deuda pública que no se corresponden con la realidad". Además, le ha reprochado de "mentir a sabiendas" sobre la renta per cápita de España cuando ha asegurado que los españoles son ahora más pobres que en 2004.
Pero además de no hacer propuestas, Rajoy tampoco apoya las del Gobierno, por lo que Zapatero ha dicho de él que es el "perfecto perro del hortelano" y sólo sabe pedir elecciones. "Además de eso, nada de nada", ha criticado Zapatero, que ha añadido al líder del PP que "no es difícil pedir elecciones, pero sí presentar alguna alternativa". Por tanto, Zapatero ha pedido a Rajoy que aclare "sus propuestas sobre pensiones, negociación colectiva, reforma financiera o reforma laboral".
Al término de su última réplica a Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero ha expresado sus mejores deseos para Rajoy, en lo personal, pero "políticamente no".
En el último turno de réplica, Rajoy había cerrado su intervención con unas palabras amables al jefe del Ejecutivo: "Quiero reiterarle el respeto y la consideración a su persona que sabe que le profeso, y aprovechar estas circunstancias para expresarle mis mejores deseos para su futuro".